!Vivamos la abundancia!

Hola amigos,

Por fin  la primavera ha venido a visitarnos a Madrid. Las nubes, el frío y la lluvia han dejado paso al sol, al aire tibio y a los cielos azules. La primavera es un tiempo donde la naturaleza hace gala de toda su belleza y abundancia. Las flores, los árboles, la hierba, se muestran plenas, regalando nuestros sentidos con su colorido y perfume. La primavera es un tiempo de ABUNDANCIA.

En tiempos de aparente escasez como los que vivimos, ¿es posible vivir la abundancia?

En el yoga se nos enseña que todo en el universo es prana, o energía vital. El dinero es energía, los alimentos son energía, así como las flores, el agua, o los pensamientos. Y los yoguis somos manejadores de prana. Cuando realizamos las distinas asanas redirigimos el prana por nuestro cuerpo. Movemos el prana estancado para que circule por todo el organismo. Cuando practicamos la antigua ciencia de la respiración o pranayama, de nuevo estamos movilizando y trabajando con nuestro prana para incrementarlo.

Image                     Lakshmi es la Diosa india de la abundancia tanto material como espiritual

Cada vez que leo las noticias o veo el telediario, la palabra que más escucho es “crisis”, “escasez”. Sin duda desde los medios de comunicación se está realizando una programación colectiva para la crisis, y la consecuencia final es el miedo. Una vez estemos todos asustados seremos más manejables, más sumisos, más fácil de separar. Muchas personas están dominadas por el miedo. Miedo a perder el trabajo, miedo a no tener, miedo a perder lo que ya tienen, miedo al miedo. El miedo es contractivo. Te hace más pequeño y limitado. El que tiene miedo no protesta, se conforma con lo que hay y pasa por el aro del conformismo.

La naturaleza nos muestra día a día su abundancia, pero nosotros no la vemos, ofuscados por lo que nos dicen desde un sistema interesado en tenernos subyugados.

En último término nuestro concepto de la abundancia es muy limitado, y se reduce a tener o no tener dinero, pero la abundancia es algo más. Es sentirnos plenos, colmados, capaces de dar. Tienes abundancia cuando tienes todo aquello que necesitas y además te sobra para compartir.

Piensa en todas las cosas que tienes: amor, amigos, ropa, comida, libros, cosas materiales en general, abundancia de salud, de buen humor, puede que vivas rodeado de abundante naturaleza, que vivas con abundante espiritualidad, etc…

Una ley universal dice que lo que damos de corazón nos es devuelto con creces. Así, si  nos rodeamos de una energía de riqueza interior, esta se plasmará también en nuestras circunstancias vitales.

Desde aquí os propongo que digamos un NO rotundo al miedo al que nos empujan a sumirnos. A que no entremos en el discurso de la escasez y del derrotismo. Seamos optimismas, vitalistas y reconozcamos en cada momento la abundancia que rodea nuestra vida y la de los demás.

Sat nam!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s