Ecuanimidad: actitud equilibrada y constante

El tema que estamos tratando esta semana en mis clases es la ecuanimidad. Hace años comencé a asistir a clases de meditación con el reputado maestro Ramiro Calle. En sus clases siempre había una palabra que repetía con asiduidad, esta era “ecuanimidad”. Parecía ser una de las cualidades más importantes para él, y de distintas maneras intentaba hacérnosla comprender a sus alumnos. Desde entonces se me quedó grabada esta palabra, pero no llegué a comprender su importancia hasta años después, tras una práctica de yoga prolongada e intensa.

Image

La otra tarde, quince años después de esas sesiones de meditación, me encontraba ojeando una revista cuando me encontré con un artículo de mi querido profesor, titulado “Ecuanimidad: cualidad de cualidades” y el leerlo me retrotrajo a esas tardes de meditación donde comencé a explorar los misterios de la mente. En el artículo, se hacía alusión a ese estado de calma y equilibrio que es la ecuanimidad.

Lo primero que hice fue visitar la RAE para ver el significado del término y me encontré con que significa actitud equilibrada y constante.

En el artículo Ramiro Calle habla de la Ecuanimidad como el ánimo equilibrado y estable. No sometido a grandes fluctuaciones que van desde la euforia desmesurada hasta el abatimiento o la depresión.

Básicamente mantenerse ecuánime es permanecer en tu centro, independientemente de las circunstancias que sacuden nuestras vidas. Como todo es mutable, es inevitable pasar por momentos “buenos” donde todo parece irnos viento en popa, y por momentos “malos” (en realidad, bueno o malo no son sino etiquetas que les ponemos a los acontecimientos, pero en realidad las situaciones simplemente son). La persona ecuánime disfruta de los momentos buenos y los vive intensamente pero sin aferrarse al disfrute. Igualmente cuando vienen circunstancias desagradables, se mantiene en su centro, intenta solucionar o mejorar las circunstancias, pero no añade más sufrimiento al sufrimiento, ni malgasta sus energías regodeándose en el dolor.

Image

Si algo he podido experimentar en estos años es que la práctica del yoga te ayuda a mantenerte en tu centro, y a ver las situaciones con la distancia adecuada para no apegarte emocionalmente a las circunstancias cambiantes. ¡Que de sufrimiento nos podemos ahorrar manteniéndonos ecuánimes!

En el texto antiquísimo “Bhagavad Gita” ya se hacía referencia a la ecuanimidad. En el capítulo seis, titulado “La renuncia de las obras” se habla de llegar a la inacción dentro de la acción. El realizar las acciones desde el desapego a sus frutos. Es decir con ecuanimidad.              Image

En el epígrafe 18 se dice “Los que comprenden miran con la misma ecuanimidad a un sabio y humilde Brahmán, a una vaca o a un perro”, por “los que comprenden” se refiere a aquellos que ven más allá de las apariencias y de la ilusión de Maya, y que saben que todo es parte de lo absoluto, de esta manera no se dejan engañar por las apariencias de la naturaleza y tratan a todos con ecuanimidad. También se mantienen serenos ante las circunstancias pasajeras.

En el epígrafe 20 se dice: “El que ha descubierto lo Absoluto (la unidad de todas las cosas), y se ha establecido en él, tendrá su mente en equilibrio y no dudará, no se regocijará con lo agradable, ni se afligirá con lo desagradable”.

Image

En el epígrafe 23 se dice que “aquel que en esta vida es capaz de resistir los impulsos del deseo y la cólera, es un yogui y vive feliz” el deseo es la ambición, la sed respecto a un objeto codiciado, y este como todo los objetos tiene un principio y un fin, por lo que no son sino fuentes de dolor. La cólera es el rechazo que se tiene ante lo que es adverso a uno mismo. El que se resiste pues al deseo y a la cólera es un yogui y vive feliz.

La próxima vez que te veas envuelto en una situación desagradable para ti, mantente en tu centro, toma distancia de la situación, si puedes intenta mejorarla. Si no tiene solución, acéptala y no añadas sufrimiento innecesario.

Namasté!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s