Ahimsa o la no violencia

Queridos yogis y yoguinis,                                                                                                        Esta semana vamos a trabajar con el concepto de “Ahimsa” o No violencia.

Según un texto muy antiguo, llamado Yogatattva Upanishad, existen cuatro tipos de yoga: Mantra yoga, Laya yoga, Hathayoga y Rajayoga, el último es la forma más elevada de yoga (se podría traducir como “yoga real”). Dos siglos después de Cristo aproximadamente, hubo un sabio yogi llamadoPatánjali  que recopiló los conocimientos de yoga que existían hasta ese momento, fundando el texto base del Raja yoga. El texto se llamó “Los yoga Sutras de Patanjali”.                                  

ImageDentro de sus yoga sutras, Patanjali describió el Asthanga yoga (no confundir con el estilo de yoga del mismo nombre pero más actual). “Astha” significa ocho y “Anga” miembro o extremidad, por lo que podríamos traducirlo como los ocho miembros del yoga. En realidad son ocho peldaños de una escalera que hay que ir ascendiendo progresivamente para llegar a obtener el samadhi o iluminación. Estos serían los 8 pasos a seguir para convertirse en un yogi y alcanzar el nirvana.                                                                                                            

A lo largo de estas semanas vamos a ir analizando cada uno de estos ocho pasos, los cuales no sólo nos van a servir para ser mejores yogis, sino también para aplicar a nuestra vida diaria y ser más felices. El primero de los peldaños se denomina Yamas. Este primer paso incluye cinco preceptos o guías de comportamiento social. Es decir, cómo nos relacionamos con el mundo exterior y con el resto de seres vivos.                                                                       

El primer precepto a seguir dentro de yamas es precisamente la no violencia.        

Image    

Todos tenemos muy claro que no deberíamos aplicar la violencia hacia ningún ser vivo, pero pocas veces lo vemos referido a nosotros mismos. ¿Cuidas de tu cuerpo como se merece o lo agredes innecesariamente a menudo?, ¿descansas lo suficiente?, ¿alimentas tu cuerpo con alimentos frescos y saludables? O más bien ¿atiborras tu cuerpo con alcohol, café y otras sustancias dañinas?, si es así, de alguna manera estás siendo violento con tu cuerpo. ¿Te culpas a menudo por tus errores y te autocastigas sin compasión?, en ese caso, esta sería otra forma de violencia contra ti mismo. En las clases de yoga o bien en la práctica de cualquier deporte, ¿llevas tu cuerpo al límite y no escuchas lo que te dicen tus articulaciones o tus músculos?, Como veis, aunque no nos demos cuenta, a menudo ejercemos violencia en mayor o menor grado contra nosotros mismos.                                                                                                                                                                    

Queda claro pues que el concepto de Ahimsa o no violencia se puede llevar a todos los ámbitos de nuestra vida, y es importante ser conscientes en todo momento de nuestras necesidades, para no sobrepasar la capacidad del cuerpo y cuidarlo.                                              

Esta semana pues, cuando realicemos cualquier asana, vamos a ser muy conscientes de nuestro cuerpo, vamos a escuchar sus respuestas y no sobrepasar nuestros límites. Intentemos ser pacientes con esas posturas que no estamos preparados aún para hacer, y vamos a darle al cuerpo y a la mente la oportunidad de ir poco a poco, avanzando conscientemente y con amor hacia nuestro cuerpo, mente y espíritu. Namaste!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s