Los Mudras: gestos psíquicos

Una de las prácticas más sutiles en el yoga es la utilización de mudras. Últimamente estoy incorporando en mi práctica diaria la utilización de este “arte manual”. Parece mentira la de figuras que pueden crearse con los dedos y los efectos sutiles que producen a nivel psíquico y también físico. Los hay de todas clases y se utilizan como remedio de muchas enfermedades o emociones. Pero comencemos por su significado. Por mudra se conocen determinadas posiciones de las manos, aunque también hay posiciones de ojos y del cuerpo que se denominan de igual manera.

Estos gestos o posiciones simbolizan determinados estados de conciencia, y a su vez, cada una de esas posiciones puede conducir a los estados que representan.

La palabra Mudra Proviene del sánscrito y significa “sello”, pero al descomponerlo, se encuentra un significado más interesante: la palabra “mud” significa alegría, y “ra”, “poner en marcha”, es decir que, a través de estos movimientos, lo que se busca es encender el mecanismo de la alegría.

Originalmente, existían nueve mudras, llamados “los mudras de Buda”, destinados a escalonar el proceso meditativo. Actualmente, por la influencia de los bailarines hinduistas, de los yoguis y también del budismo que se practica en Japón, se han ido incorporando muchísimas más formas -¡más de cincuenta!-, a las que se les reconocen distintos efectos. Sus efectos están relacionados con la estimulación que ejercen los movimientos de los dedos sobre las zonas reflejas de las manos, las cuales tienen correspondencia en los distintos órganos del cuerpo.

Como actúan  A cada zona de la mano se le atribuye una zona refleja del cuerpo y del cerebro. En este sentido, las manos pueden contemplarse como un espejo de nuestro cuerpo y de nuestra mente.  Además, las Vías nerviosas de las manos, y también las de los pies, ocupan en el cerebro una zona mucho mayor que las de los brazos y las piernas. Cuando se palpa y se siente, sobre todo con las yemas de los dedos, la actividad cerebral se activa y se entrena. Los mudras que se practican de forma consciente activan grandes zonas del cerebro.

ImageMuchos de los meridianos de acupuntura finalizan o comienzan en los dedos de las manos, cuando unimos determinados dedos, estamos además conectando la energía de estos meridianos.

Cuanto tiempo practicarlos

Para los trastornos crónicos se recomiendan unos 45 minutos diarios. Un mudra al que se recurre para reforzar una terapia o para curar un trastorno crónico, conviene practicarlo a diario, con regularidad, a la misma hora y siempre durante el mismo tiempo.
Los mudras que se utilizan para trastornos agudos, como por ejemplo, problemas respiratorios o circulatorios, flatulencias, agotamiento, desasosiego interior, hay que practicarlos hasta que producen su efecto. Como norma general se puede elegir entre uno y tres mudras y practicarlos por 5 minutos, tres veces al día.

Consejo:

-Antes de hacer el mudra masajea bien las manos, cada dedo, los dorsos, las palmas y las muñecas.

-Al hacer el mudra concéntrate en la parte de las manos que están en contacto y en tu respiración.

Hoy vamos a trabajar con el Rudra Mudra

 Image

Con las dos manos: unir las puntas del pulgar, el índice y el anular, mientras los demás dedos permanecen extendidos y relajados. Hazlo según lo necesites o de 3 a 6 veces al día durante 5 minutos.                                                                                 Rudra mudra activa el plexo solar y  potencia el Elemento Tierra y sus órganos. Cuando desciende de forma apreciable el Chi (denominación china para la energía primigenia) debido a que la energía de la tierra está debilitada, la zona de la cabeza también queda desprovista de energía. Esto tiene como consecuencia que la persona se sienta alicaída, pesada o incluso mareada. Esta debilidad puede suavizarse con este mudra.

Rudra Mudra se emplea también para aliviar trastornos cardíacos, vértigos, decaimientos orgánicos y estados generales de agotamiento.

Así es que esta semana, si te sientes alicaída, con mareos o agotada, prueba a practicar Rudra mudra durante unos minutos cada vez que te acuerdes, y experimenta los resultados por ti misma.

Durante las próximas semanas iremos viendo otros mudras para ponerlos en práctica. De momento, te animo a practicar estos días con Rudra mudra.

Namasté!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s