AUM, EL SONIDO MAS SAGRADO

Namasté amigos!,

hoy vamos a hablar de unos de los mantras más universalmente conocidos, el OM. Muchas de las clases de yoga comienzan entonando tres veces la sílaba OM.

Om, también escrito AUM, es uno de los mantras más sagrados que existe y simboliza el divino Brahman y el universo entero. Esta sílaba también se llama el udgīthá (‘canto fuerte’) o el praṇava mantra (‘oración vibrante’) pues es considerada por los hindúes el sonido primordial, origen y principio de la mayoría de los mantras, palabras o sonidos divinos y poderosos.

El om Significa unidad con lo supremo, el sonido del que emergen todos los demás sonidos. En las principales escrituras de la India se hace referencia a este poderoso mantra. En las Upanishad esta sílaba sagrada aparece como un sonido místico considerado como la  base de cualquier otro mantra. Según la Taitiriia-upanisadPrayapati (otro nombre del dios creador Brahmá), meditó en las tres letras del mantra om (a, u y m) y así le surgieron los tres Vedás (elRig, el Sama y el Átharva), y también las tres palabras bhūr (Tierra), bhuva (atmósfera) y suah (Cielo).

Image

La sílaba om también representa el Trimurti (‘tres formas’) de Brahmá o creador de todo el universo, Vishnú o el Dios sostenedor y Shivá o el destructor. Según los shivaístas, el tambor de Shivá produjo este sonido om (ver post anterior sobre la danza de Shiva), y a través de él salieron las siete notas a través de las cuales Shivá crea y destruye el universo. En la Bhagavad gita se dice que deberíamos repetir constantemente este mantra, ya que es el más poderoso que existe. Tanto que si al morir nos encontramos recitándolo, por su poder no volveremos a reencarnar, escapando del ciclo del samsara.

En los yogasutras de Patanjali se dedican varios sutras a la importancia de este sonido sagrado. En el capítulo primero, dedicado a la concentración y sus aplicaciones espirituales, el sutra 28 dice así: “El camino consiste en la repetición de la palabra AUM y en meditar sobre su significado”, de esta forma recibiremos la luz y se manifestará el yo en todo su esplendor. A base de meditar repitiendo la sílaba OM “se adquiere el conocimiento de la introspección y se destruyen los obstáculos”.  Es decir, que con la repetición, se adquirirá la técnica para ir hacia dentro, vaciándonos a la vez de todo lo externo, y poco a poco se irán desvaneciendo los obstáculos físicos y mentales, tales como la enfermedad, la pereza mental, la duda, la falta de entusiasmo, el apego a los goces sensuales, la falsa percepción, el fracaso en la concentración y la caída del estado una vez obtenido. La facilidad para la concentración, que proviene de la repetición del mantra dará reposo a la mente y al cuerpo.

Así es que una vez al día al menos, repitamos en voz alta y vibrante o bien para nuestros adentros este sonido sagrado, permitiendo que bañe cada una de nuestras células.

Namasté!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s