Conectar con lo divino en la practica del yoga

IMG_20150106_085737

(Post sin acentos, disculpad!)

La primera vez que viaje a la India, apenas llevaba tres años practicando yoga, pero ya me llamaron especial atencion sus coloridos templos, y entrar en ellos me hacia sentir una calma especial. Años despues he vuelto a India, en esta ocasion a Kerala y  de nuevo he podido disfrutar profundamente de la experiencia de pisar un templo hindu.

Cada uno de ellos es un homenaje profuso a la deidad correspondiente. En mi viaje por el sur de India, he visitado recientemente dos templos dedicados a algunas de las deidades mas importantes del panteon hindu. Paseando por las calles de Trivandrum, capital de Kerala, me di casi de bruces con un bonito templo dedicado a Hanuman, el Dios mono venerado por los hindues, quienes lo consideran un aspecto de Shiva. Y alli estaba el Dios mono, contemplandome desde las alturas del templo.
Screenshot_2015-01-07-16-51-22~2
Hanuman tiene un poder y una fuerza ilimitadas, hasta el punto de que al nacer salto hasta el sol al confundirlo con una fruta fresca. Junto a Hanuman, habia pequeñas alacenas donde se podian ver a otras deidades, todas ellas rodeadas de ofrendas de incienso, fuego, curcuma, frutas y ghee. Los devotos colocaban sus manos en Anjali mudra o mudra de oracion, mostrando su respeto y pidiendo su proteccion.
El segundo templo que visite fue uno de los muchos dedicados a Ganesh, el que todo lo resuelve, el erradicador de obstaculos.
IMG_20150107_165639
Justo en el momento en que entre, comenzaba la puja o adoracion del Dios con cabeza de elefante. Varios hombres lanzaban cocos contra una vasija de piedra. Los cocos explotaban salpicandolo todo con su jugo. Mientras, los devotos le ofrecian a la deidad sus ofrendas de fruta, ghee y especias, todas ellas envueltas en una hoja de acanto o palmera.
Este templo, era de una belleza especial. En la entrada, unas esculturas exquisitas formaban un pasillo que conducia al altar principal donde se asentaba Ganesh. Bordeando el templo se podian ver otras estatuillas adornadas con guirnaldas.
De repente los devotos comenzaron a cantar el mantra dedicado a Ganesh, OM GAM GANAPATAJEY NAMAHA.
Cada vez que he tenido dificultades en mi vida, y he necesitado que se arreglase una situacion determinada, he recurrido a este mantra. Siempre me acompaña, incluso cuando no tengo nada especial que solucionar me gusta cantarlo. Por eso, al comenzar a escuchar el mantra algo me golpeo en el pecho y me senti como en casa. No queria dejar el templo, aunque anochecia y debia regresar al hotel. A la salida me compre una bonita mala de colores que vendian en un puesto callejero para que me recordase ese momento especial con Ganesh.
Lo que me gusta de las deidades hindues, es que cada una de ellas representa un aspecto de nuestra personalidad. Todas ellas, al igual que nosotros tienen sus fortalezas y sus debilidades.De alguna manera, todos tenemos la capacidad de derribar los obstaculos que se nos presentan en la vida y salir adelante, al igual que hace Ganesh.
En mi siguiente practica de yoga,  recorde mi experiencia en el templo y conecte con el aspecto divino que todos llevamos en nuestro interior. Practicar yoga conectada con lo divino, cambia toda la practica. Quiza desde el exterior no se note diferencia, o las asanas no luzcan perfectas, pero lo importante es esa conexion y esa forma de experimentar la union con lo divino, que al fin y al cabo es de lo que trata el Yoga.
IMG_20150106_085624 IMG_20150106_085704

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s