Agni Sara: encendiendo el fuego digestivo

Agni sara es una de esas prácticas fascinantes e indispensables dentro del Hatha yoga. Se incluye dentro de las Kriyas, o ejercicios depurativos del cuerpo. Por desgracia, no se suele enseñar en las clases de yoga, pero su práctica conlleva un montón de beneficios, por eso considero importante que se conozca y practique.

Primero veamos que significa: Agni se traduce como fuego, el fuego digestivo, el elemento que todo lo transforma. Si te das cuenta, el fuego transforma lo sólido en líquido, y lo líquido en gaseoso. Sara, significa “esencia”. Su nombre, pues, ya nos va a indicar lo importante de esta práctica, “la esencia de la transformación”.

ayurvedic-nutrition-6-638

Agni sara trabaja sobre los órganos abdominales y los chakras o centros energéticos en el cuerpo. Pero, ¿cuales son los beneficios de su práctica?

BENEFICIOS DE SU PRACTICA

Su práctica habitual produce los siguientes efectos:

Ø  Activa el fuego digestivo: el metabolismo

Ø  Incrementa la energía corporal

Ø  Estabiliza la mente, permitiéndonos “digerir” más fácilmente las emociones. Su práctica regular nos ayuda a gestionar mejor el estrés emocional.

La práctica de Agni sara, por lo tanto, además de afectar positivamente al organismo, también tiene efectos beneficiosos sobre el cuerpo energético (prana), la mente y las emociones. Su práctica avanzada nos ayudará en el crecimiento espiritual y en la transformación que cada persona necesita.

Otros beneficios son:

Ø  Fortalece la musculatura de la pared abdominal

Ø  Ayuda a que los órganos abdominales se mantengan en su sitio, contrarrestando el efecto de la fuerza de la gravedad sobre las vísceras.

Ø  Masaje profundo a los intestinos, ayudando a la eliminación de desechos

Ø  Tonifica y limpia el sistema digestivo y de eliminación.

Ø  Eficaz contra el estreñimiento

Agni sara contribuye además al funcionamiento eficaz de otros órganos:

Ø  Durante las contracciones la vejiga recibe un poderoso masaje

Ø  Se estimula el funcionamiento del sistema inmune.

Ø  Mejora la circulación hacia los órganos abdominales, incluyendo el aparato reproductor.

En resumen, todas las funciones fisiológicas del abdomen se ven beneficiadas por esta práctica. 

Agni sara

La clave para reconocer sus beneficios más sutiles, está en ir refinando la conciencia del ejercicio cada día que lo realizas. Al principio te concentrarás más en la parte mecánica, en la percepción corporal, pero con el tiempo podrás percibir el incremento de energía que recibes, la estabilización de la mente, la atención interior. Para ello, te animo a que trabajes sistemáticamente este ejercicio, realízalo cada día, siempre en ayunas, tres o cuatro veces es suficiente. Se constante, esto es lo más importante.

Cuando lo realices, notarás como se activa el fuego interno (con varias rondas vas a notar en seguida el calor esparciéndose por todo tu cuerpo). Precisamente el fuego es el elemento que rige el tercer chakra, situado en el área del ombligo y un centro energético muy potente dentro del cuerpo.

Look-after-your-digestive-fire

COMO HACER AGNI SARA

Básicamente consiste en realizar una serie de bombeos del abdomen manteniendo en todo momento el aire fuera (el ejercicio comienza después de una exhalación profunda). Contrayendo el abdomen hacia la columna, y a continuación expandiéndolo hacia fuera, así consecutivamente hasta que necesites volver a inhalar.

o   Comienza de pie, tomate una inhalación profunda, y a continuación inclínate hacia delante, la cabeza va en dirección al suelo, dobla las rodillas y deja que las manos toquen el suelo. Asegúrate de que todo el aire sale fuera. Puedes exhalar por la nariz, pero la exhalación será más profunda si la haces por la boca.

o   Una vez tengas todo el aire fuera, incorpórate ligeramente, apoya las manos en los muslos, agacha la cabeza, llevando la barbilla hacia la clavícula (Jalandhara bhanda) y comienza a contraer el abdomen.

o   Cuando toda la pared abdominal esté contraída hacia la columna, comienza a relajarla hacia fuera y de nuevo llévala hacia adentro consecutivamente. Lleva el diafragma hacia las costillas. Continúa con este movimiento de bombeo manteniendo el aire fuera. Cuando necesites inhalar, levanta la barbilla e incorpórate lentamente hasta quedarte de pie, mientras inhalas.

Durante la práctica de Agni sara concéntrate en el movimiento del abdomen contrayéndose y expandiéndose. Mantente muy consciente de tu cuerpo, la mente totalmente enfocada en el ejercicio.

Agni sara requiere tiempo para dominarla, por ello es importante practicar todos los días. Por la mañana en ayunas es el mejor momento, ya que el estómago está vacío. Pero también puedes practicar antes de las comidas, o en tu práctica de yoga. Puedes comenzar con 3 o 4 repeticiones y con el tiempo ampliar hasta tantas repeticiones como quieras.

No realices este ejercicio si tienes las siguientes

CONTRAINDICACIONES

Ø  Hernia de hiato

Ø  Si estás con la menstruación o embarazada

Ø  Úlceras

Ø  Enfermedades cardiovasculares

Ø  Presión sanguínea alta

Si Si durante la práctica te sientes mareado, sal del ejercicio y descansa. La práctica debería de hacerte sentir en calma y rejuvenecido, no enfadado o irritado. Tómate tu tiempo para hacerlo, no hace falta correr. Es normal si sientes calor. Este surge de dentro del cuerpo, y ayuda a purificar los órganos. Como comprobarás no tiene nada que ver con el calor que surge al hacer deportes aeróbicos.

Como dijo el sabio Patanjali en sus famosos Yoga Sutras “Practica, y todo llegará”, Practice and all is coming.

manipura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s