Planificando el año que entra…

Otro año acaba de pasar, y son tantas las cosas que me hubieran gustado hacer y no he llevado a cabo… seguro que a ti te ha ocurrido lo mismo.

La mejor herramienta que conozco para que esto no ocurra, y para conseguir que tu año sea pleno y esté lleno de éxitos, es la planificación. Se que los propósitos de año nuevo no tienen muy buena fama, y que acaban desvaneciéndose en el aire, pero esto ocurre porque no hay una planificación detrás.

Desde que descubrí lo útil que es planificar tu tiempo, tu año, tu mes, o tu vida, no hay año que no tome papel y lápiz a final del mismo y me ponga a planificar como quiero que sea mi año soñado. Esto no quiere decir que todo te vaya a salir a la perfección. La vida simplemente sigue su cauce, y a veces, las cosas no salen como teníamos pensadas, pero aún así, aunque siempre haya cosas que se te vayan a escapar, es mejor tener claras tus metas y objetivos, que dejarlo todo al azar.

 

Planificar-el-año-en-familia-2

A finales de 2016, me propuse como principal objetivo de año nuevo el viajar. Quería que 2017 se caracterizase por los viajes. Me apetecía recorrer mundo y quería hacer de eso mi prioridad. También quería continuar aprendiendo italiano. Así, fui estableciendo objetivos relacionados con el trabajo, la familia, la salud, las finanzas, el tiempo libre, la formación, el crecimiento personal, etc… pero como objetivo número uno, estaba el viajar lo más posible.

Después de doce meses, al mirar mi cuaderno de objetivos para el año, vi con satisfacción que lo había conseguido! 2017, fue el año de mi vida que más he viajado. Recorrí Australia durante un mes en una caravana, estuve quince días en un ashram en India, y acabé el año en Sri Lanka…  Todo esto no lo hubiera conseguido sin planificación. Así es que en este post, me gustaría compartir contigo algunas herramientas muy sencillas, que tu también puedes usar para crear tu año ideal y lograr tus objetivos.

3 PASOS PARA PLANIFICAR TU AÑO SOÑADO

PASO 1: REFLEXIONAR SOBRE EL AÑO 2017

Lo primero que te propongo es que eches la vista atrás y pienses en todas las cosas que te han sucedido durante el pasado año. Trata de remontarte a enero e ir avanzando, apuntando todos los hitos, todos los momentos buenos y menos buenos que han destacado en el año pasado. Escribelos en un cuaderno.

  • Que retos has enfrentado (tanto buenos como malos), y que aprendizaje has extraído de ellos. Esto es importante, las cosas no suceden porque sí, siempre se puede extraer un aprendizaje… Unas veces se gana y otras se aprende!
  • Que sueños y objetivos se han cumplido. Cuales no.
  • Cual ha sido el mejor momento del año.
  • Cual ha sido el peor momento del año.
  • ¿Ha habido algún avance o cambio en materia de: salud, trabajo, finanzas, relación sentimental, familia, amigos, crecimiento personal, …?
  • Que te hubiese gustado que fuese diferente

Coge papel y boli y escríbelo.

list-post.jpeg

PASO 2: IDEAS Y OBJETIVOS PARA EL 2018

Ahora es el momento de preparar tu año soñado. Es el momento de pensar en grande. Medita sobre cual es tu mayor deseo, u objetivo principal para el año que entra. Lo mismo no tienes ni que pensártelo, porque lo tienes muy claro, si es así, ya tienes parte del trabajo hecho!.  Recuerda que este objetivo principal puede ser de cualquier índole (relacionado con el trabajo, el amor, la salud, ocio, formación…).

A continuación, puedes escribir otros objetivos secundarios. A mi me gusta desgranarlos por temas; trabajo, salud, formación, etc… y elegir un objetivo para cada uno de los aspectos de mi vida.

  • Piensa en los hábitos que quieres incorporar a tu vida
  • Piensa en que cosas quieres cambiar o incorporar en tu persona.
  • Escribe los hábitos que quieres desterrar de tu día a día
  • Escribe la frase o el valor que quieres que defina tu año, y tenlo a la vista, escríbelo en un papelito que puedes llevar en la cartera de manera que lo veas cada día y te recuerde que ese es el valor que quieres trabajar este año.

PASO 3: CALENDARIO

calendario-2018-gratis

 

En este paso vamos a definir los objetivos en función del tiempo. En mi caso, el objetivo principal del 2017 era viajar. Pues bien, en mi calendario elegí los periodos en los que podía viajar. Para ello marqué el mes de marzo (coincidiendo con la semana santa) y el mes de agosto. De esta manera, ya tenía reservado ese espacio para mis viajes. Una vez marcado en el calendario, ya había dado el primer paso para conseguirlo.

Lo mismo se puede decir del resto de objetivos, una vez plasmados en papel, estás más cerca de su consecución.

El siguiente paso era ahorrar el dinero. Como me quería ir en marzo a la India, desde principio de año, mi objetivo fue ahorrar cada mes (enero, febrero y marzo) el dinero necesario para mi viaje. Al tener esta idea clara, durante dichos meses reduje mis salidas, no comí ni cené fuera de casa, y evité caer en la tentación de las rebajas :-). Si no hubiese planificado esto desde principios de año, estoy segura de que se me hubiese echado el tiempo encima y al llegar la semana santa no hubiese tenido el dinero para irme. Esto es sólo un ejemplo de cómo funciona la planificación, y  por lo que soy una gran defensora de los propósitos de año nuevo, siempre y cuando se planifiquen por escrito.

Al igual que tenemos escrito el objetivo anual, resulta muy útil escribir objetivos a nivel mensual e incluso semanal.

Ejemplos de objetivos mensuales:

  • “cada mes quiero ahorrar x euros”.
  • ” Una vez al mes quiero hacer una escapada al campo”, etc..
  • “Quiero darme un masaje al mes”

Ejemplo de objetivos semanales: un año está formado de muchas semanas, por lo que planificar cuidadosamente tus semanas es fundamental para tener un gran año. Una planificación semanal podría ser:

  • Hacer deporte 2 veces por semana: ir a la piscina, o correr, etc..
  • Salud: tomar verdura todos los días. Tomar dulces sólo un día a la semana.
  • formación: dedicar una tarde a la semana a leer un buen libro o a estudiar.
  • Crecimiento personal: meditar todos los días 5 minutos antes de ir a trabajar

Esta planificación semanal puedes hacerla los domingos por la tarde, para que tu semana contenga las cosas que tu quieras, lo que te haga feliz. Cada semana debe de estar llena de cosas que te nutran, te hagan sentir bien, útil, valorada y feliz. De otra manera, dejarás que sean las circunstancias las que llenen cada día y cada hora con obligaciones, rutinas, noticias, televisión y otras pérdidas de tiempo. Una cosa importante para mi, es dejar espacios para no hacer nada. Dedicar una tarde o unas horas a la semana para no hacer nada, tirarte al sofá a leer un libro, o dar un paseo, o irte a un parque a respirar un poco de aire fresco… como dicen los italianos, para disfrutar del dolce far niente!

Y esto es todo. Como ves, es muy sencillo planificar tu año ideal. Tan sólo tienes que sentarte a escribir, poner en claro tus ideas, y por supuesto, revisar de vez en cuando dicho planinng para no olvidarte de tus objetivos a corto y largo plazo. Tener claras nuestras prioridades y objetivos nos ayuda a no desviarnos del camino. Es tan fácil dejarse llevar por las obligaciones del día a día y olvidarse de lo realmente importante!

Te deseo un feliz año 2018, en el que se cumplan todas tus metas y sueños y si tienes alguna otra herramienta que te sirva para cumplir tus objetivos, te invito a compartirla en los comentarios.

P.S: Si te interesan estas y otras herramientas, te gustará el blog de Inma Torres, http://www.vidaenpositivo.org, blog que sigo y que me sirve de inspiración constante.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s