Que es el yoga y los distintos tipos

La palabra yoga significa principalmente “unión” y hace referencia a los métodos para llegar a dicha unión. ¿Pero, que es lo que se quiere unir?, por un lado se trata de unir mente, cuerpo y espíritu, para lograr una integración armónica de todos los estratos del ser humano. Un objetivo más profundo nos lleva a la unión del individuo con el cosmos o conciencia universal. El objetivo del yoga pues, va más allá de conseguir un cuerpo atlético, fuerte y flexible. Su finalidad no es tampoco reducir el estrés o calmar la mente, aunque sin duda todos estos son efectos que se consiguen con su práctica.

precioso-japa-mala-rudraksha-6506-MLM5077828491_092013-F

Al yoga llegan personas con expectativas distintas. Para unos es un método idóneo para conseguir relajación, descanso, equilibrio, calma o simplemente dedicarse un momento para ellos. Para otros es una forma de desarrollar su mente y mejorar su concentración. Muchos se acercan al yoga buscando la forma de conocerse mejor a si mismos y mejorar su potencial. En otros casos, la práctica del yoga se convierte en un camino espiritual, una búsqueda de un conocimiento que transcienda el conocimiento intelectual del mundo y la experiencia dual para llegar a la comprensión intuitiva del mundo. Lo maravilloso del yoga es que el objetivo lo marca el propio practicante, y el yoga es la herramienta que nos ayuda a conseguirlo, sea este más terrenal o más profundo.

tipos de yoga

La duda surge a la hora de elegir un tipo de yoga. Aunque el objetivo de cualquier estilo de yoga siempre es la unión con la conciencia universal, los caminos para llegar a experimentar esa unión son diversos. Creo que hay un yoga para cada persona, en función de si eres más atlétic@, si te gusta el ejercicio aeróbico, o si prefieres una práctica más meditativa ya que lo que te interesa es tener un mayor control mental. Aunque las sendas del yoga pueden llegar a casi el centenar, se pueden resumir en cinco importantes:

. Karma yoga: el sendero de la acción. Se caracteriza por el espíritu de servicio, la entrega y el desapego. En este camino cada acción cotidiana es un vehículo para llegar al estado de unión. Para ello se intensifica la atención en el presente (también conocida como mindfullness) y se eleva el nivel de conciencia mediante la acción.

. Bhakti yoga: el sendero de la devoción y del amor. La devoción vertida sobre la divinidad, el guru o maestro, la naturaleza, el Absoluto o cualquier motivo. El bhakti yogui transciende su sentimiento de individualidad y alcanza la experiencia de que “Todos somos uno”. Algunos yogas que se integran dentro del bhakti son Anusara yoga, Siddha yoga o kundalini yoga. La esencia del bhakti yoga se expone en el “Bhagavad Gita”

. Gñana yoga: el sendero de la indagación y el discernimiento. El estado de yoga se alcanza despertando la intuición con una autopregunta que se formula constantemente. La mente del gñana yogui se hace idéntica al Absoluto (Brahmán). Este tipo de yoga cuenta con pocos adeptos y se dice que es el más difícil, pero para las personas de tipo intelectual-intuitivo puede ser el más asequible. En India este yoga está asociado a la filosofía vedanta.

Mandala-605x605

. Raja yoga: el sendero de la introspección. Se le denomina también yoga mental. Es un yoga meditativo. El yogui investiga su mente explorando la consciencia en sus niveles de manifestación: consciente, inconsciente y superconsciente. Se suele identificar con el sistema que formuló el sabio Patanjali en sus “Yoga sutras”. Raja yoga abarca estos otros sistemas: Kundalini yoga, Kriya yoga, Mantra yoga, Dhyana yoga.

. Hatha yoga: el sendero del equilibrio de las energías internas. Es un yoga físico. Es el más conocido y practicado en occidente, aunque a veces es mal entendido y se convierte en una mera gimnasia o estiramiento. El Hatha yoga incluye asanas o posturas, llaves energéticas o bhandas, mudras o gestos psíquicos, ejercicios respiratorios o pranayama y de purificación interna. Su práctica actúa sobre el cuerpo y la mente, purificándolos y dotándolos de armonía y fortaleza. Dentro de este sistema existen muchas variedades de yoga: Anusara, Iyengar, Ashtanga, Power yoga, Vinyasa yoga, Bikram yoga, etc…

Captura de pantalla 2014-07-02 a las 17.41.37

La práctica de todos los tipos de yoga se conoce como Yoga integral. Los yoguis y yoguinis avanzadas practican una mezcla de todos estos yogas, ya que con la maduración de la práctica, se van añadiendo e integrando sus diferentes aspectos. Personalmente, no entiendo una práctica de yoga que no incluya los ejercicios de respiración (pranayama), o que excluya un espacio de meditación e introspección. El canto de mantras creo que enriquece mucho la experiencia del yoga, y la utilización de los mudras en determinados ejercicios ayuda sin duda a la práctica. Realizar las asanas de una forma devocional, cambia totalmente la práctica, dotándola de un sentido nuevo. Yoga por tanto son muchas facetas y todas son importantes a la hora de ayudar a conocernos y hacernos avanzar.

Pincha