Archivo de la etiqueta: amrit

KECHARI MUDRA: EL CIERRE DE LA LENGUA

Hola amiguitos,

esta semana vamos a hablar de Kechari Mudra. Cuando hablamos de mudras, normalmente pensamos en símbolos o  gestos de las manos, pero como ya comentaba en mi primer post sobre este tema, la palabra mudra se refiere también a posiciones de los ojos o de otras partes del cuerpo. El Mudra del que vamos a hablar esta semana se hace con la lengua. Pero antes de ponernos a ello ¿Que significa esta palabra sánscrita?

Khe significa cieloChari,  desplazarse, Mudra: actitud psíquica. Por tanto podríamos traducirlo como “actitud que permite desplazarse por el cielo”, es decir ubicarse en la conciencia suprema.
Kechari mudra o cerradura de la lengua es una práctica muy importante dentro del hatha yogaraja yoga y los textos vedánticos debido al efecto que tiene sobre el cuerpo y la mente.  Se combina generalmente con ujjayi pranayama y otras técnicas meditativas. 

Cómo realizarlo en la variante del Hatha yoga:

Sentados en postura de meditación, cierra los ojos y la boca. Lleva la lengua hacia arriba y hacia atrás hasta colocar la punta en el paladar blando. Sin forzar nada, lleva la punta de la lengua tan atrás como puedas.

Image

Al principio es normal cansarse en seguida con lo que descansamos la lengua y volvemos a empezar. Realiza Kechari mudra respirando lenta y profundamente. Si se nota un gusto amargo durante kechari mudra, se debe terminar con la práctica; ese sabor amargo es debido a las impurezas físicas y a la  mucosidad en el cuerpo (dosha Kapha desequilibrado). Si llevas tiempo practicando yoga, tu práctica te ayudará a eliminar toxinas y equilibrar los doshas, con lo que el sabor amargo no aparecerá.

Efectos a nivel psicológico: La cabeza, manos y lengua cubren una extensa zona en el área sensorial del cortex. En el área motora, la lengua ocupa de tres a cuatro veces la del área sensorial. En 1950 el neurocirujano Wilder Penfield, descubrió que tenemos grandes cantidades de corteza cerebral dedicadas a la boca, la lengua y las manos ( http://esenzapilates.wordpress.com/2013/06/10/homunculo-sensorial-y-motor/). Las áreas que más espacio ocupan son los labios, las manos y en líneas generales la cara. Esto es debido a la mayor sensibilidad de estas partes y a la complejidad de movimientos de los músculos faciales que mediante la mímica son capaces de expresar una gran cantidad de emociones.

Las manos son características de nuestra evolución. El hecho de poder agarrar objetos, cerrar el puño y hacer movimientos delicados es muestra de evolución. Esto le permitió a nuestros antepasados como el homo habilis, evolucionar, y junto con la capacidad de hablar (mímica, expresión) crear una sociedad compleja, arte, culturas, etc.

Image

Por eso nuestras manos y rostro (ojos, boca) están ligados a la evolución del pensamiento, reflejando el estado de la mente y lo que hacemos con estas partes influye en el cerebro, mucho más que por ejemplo, la información proveniente de los muslos o la espalda.

Cuando practicamos algunos mudras, llevamos la atención a esas  áreas. Doblar la lengua hacia detrás y mantenerla de esa forma, nos lleva a un estado de calma. Manteniéndola en kechari mudra, estabilizamos y fijamos músculos que producen inmovilidad y quietud a través de todo el sistema, produciendo  profundos efectos sobre la conciencia. 

Se cree que con esta práctica se gana control sobre las funciones más importantes del cuerpo. Cuando la lengua se inserta en la cavidad nasal, donde terminan muchos pequeños nervios, hormonas y glándulas, estas se activan, lo que hace aumentar el control autónomo del cuerpo. Cuando realizamos Kechari mudra debemos respirar lenta y profundamente y con el tiempo ir reduciendo y alargando las respiraciones, hasta llegar a un estado de calma y meditación.

Beneficios

  • La presión de la lengua sobre la zona nasofaríngea tiene un efecto estimulante sobre el cerebro y las glándulas endocrinas.
  • Ayuda a regular las funciones vitales del organismo.
  • Activa los chakras vishuda (garganta) y ajna (entrecejo o tercer ojo)
  • Impide que el néctar (amrit) descienda más allá de Vishuddi chakra, siendo reabsorbido por los centros superiores del cerebro, con lo que preserva la vitalidad del cuerpo y un estado de consciencia más profundo.
  • Induce a estados de meditación

Kechari mudra se activa espontáneamente cuando la mente y el cuerpo están purificados por la práctica del yoga y la meditación. Recuerdo que hace tiempo una compañera de trabajo me comentó que de forma automática, la lengua se le iba para atrás tocando el paladar y que se pasaba tiempo de esta forma mientras trabajaba en la oficina, lo que le producía calma y concentración en el trabajo. Sin saberlo estaba haciendo kechari mudra.

Os dejo pues con esta interesante práctica, para que la podáis experimentar en cualquier sitio y momento.

Namasté!

 

Anuncios