Archivo de la etiqueta: asanas

Duhkha: cómo gestionar la incomodidad en tu práctica de yoga.

La palabra Duhkha, hace referencia a lo incómodo, poco confortable, sufrimiento, dolor, pena, difícil, problemas…

Tanto en la vida como en la práctica de yoga, a menudo experimentamos duhkha. Ante la incomodidad o el dolor, la mente reacciona con aversión y la respuesta se traduce en el abandono de la acción: salimos de la postura o de la situación que nos provoca la incomodidad. Es como un acto reflejo, me pinchan y salto.

Los umbrales de resistencia a lo incómodo, varían mucho de una persona a otra. Lo veo a diario en mis clases. ¿porqué ante una postura incómoda, algunos alumnos persisten y se mantienen trascendiendo el dolor, y otros apenas aguantan unos segundos antes de abandonar la asana?, ¿como podemos gestionar la incomodidad en la práctica de yoga?

Lo primero que me gustaría, es distinguir entre dolor e incomodidad. Si durante tu práctica sientes un dolor punzante, escucha a tu cuerpo y sal de la misma. Siempre puedes entrar en una asana alternativa, o realizar la misma con ayuda de apoyos, o de forma más suave, quedándote en estadios anteriores. Si por ejemplo, estás realizando trikonasana y sientes tus isquiotibiales en tensión, encuentra el equilibrio justo entre el esfuerzo, el estiramiento sano de tus músculos y la sensación de suavidad.. deja margen para ir un poco más allá, no llegues a tu límite. Crea acción muscular para proteger el músculo, pero al mismo tiempo busca la suavidad en tu postura. Conecta con tu respiración. Vuélvete una con ella, así como con tu cuerpo y tu mente. Yoga significa unión, mantén pues, todos tus sentidos y tu atención plena en lo que estás haciendo.

Trikonasana en pared

En yoga no deberíamos de sentir dolor, pero si es cierto que muchas posturas abren zonas del cuerpo que están acortadas, y que nunca las hemos estirado, y trabajarlas nos va a suponer esfuerzo y tenacidad.

El yoga también hace aflorar dolores emocionales estancados desde tiempo atrás, que pueden salir a la luz durante la práctica. A menudo sentimos también dolor físico (no muy intenso) y/o mental.

Una forma de gestionar la incomodidad o el dolor es, lejos de rechazarlo, llevar la atención al mismo, dándole espacio. Duhkha, significa literalmente “espacio malo”, siendo “Kha”, espacio, “Du”, malo o difícil.  En lugar de huir de lo difícil, reconoce su existencia. Permítele ser, sin apegos ni aversión. Desde ese espacio de atención, escucha lo que tu cuerpo te está diciendo. Despierta tu mente testigo. Esa mente observadora que de modo imparcial registra un dolor, una sensación desagradable, una emoción queriendo salir, y profundiza en ella.                                                                                             Si prestas atención a un dolor, este hará lo posible por enseñártelo todo, susurrándote a través del idioma de las sensaciones.

Alicia asanas-4

Mi consejo es que no rehuyas o ignores tus sensaciones incómodas. Trata de permanecer en ellas un instante sin rechazar lo que es y trasciéndelas para entender el mensaje que te quieren transmitir. Mantén tu mente neutral. Aprende lo que quieren transmitirte y déjalas ir con amor.

Si la incomodidad es física, durante tu práctica no dejes que te domine. No añadas tensión mental a la tensión que ya tiene de por sí la postura. No reacciones inmediatamente. Respira profundo. Con cada exhalación deja ir más y más tensión. Como digo en mis clases, “encuéntrate cómoda en la incomodidad”. Trabaja la ecuanimidad. Con la práctica, podrás extrapolar esta sensación a tu vida diaria. Ante cualquier contratiempo, extrae el conocimiento que te esté enseñando, mantén la ecuanimidad y déjalo ir. Busca la calma y el equilibrio en cualquier situación de tensión. La ecuanimidad como todo, se puede trabajar y mejorar.

¡Te deseo una práctica consciente y feliz!

Namaste

Anuncios

Siete libros que no te puedes perder si eres profesor de yoga

Si eres profesor@ de yoga o bien lo practicas y te apetece profundizar en sus remotas raíces, deberías recurrir a sus fuentes.

Una de las prácticas dentro del yoga, es el estudio de las escrituras o textos antiguos. Piensa que todo viene de ahí, y  por suerte tenemos una fuente de conocimientos a la que podemos y debemos volver una y otra vez para no perder el rumbo, no desconectar de lo importante.

En este post, quiero compartir contigo la lectura de siete libros, de los muchos que existen, sobre las bases del yoga. El estudio del yoga es infinito, nunca termina, siempre descubrimos nuevos textos antiguos o modernos, para seguir indagando e impregnándonos de sus enseñanzas, pero como por alguno hay que empezar, esta sería mi selección:

  1. “Claves del yoga” de Danilo Hernández

Este podríamos llamarlo uno de los “obligatorios”. Es un manual donde se recoge todo lo que un profesor , o estudiante de yoga, debe conocer.

En este libro se explican cuales son las diferentes sendas del yoga, que es el tantra, cual es la estructura del ser humano y sus diferentes cuerpos, los chakras, las asanas, la respiración, la relajación, la meditación, etc…  Este es un libro que consulto a menudo para preparar mis talleres y mis clases, siempre termino volviendo a él.

claves

 

2. “Luz sobre el yoga” de Iyengar.

Este es el libro que llevó por primera vez el yoga al gran público occidental, y se ha convertido en un clásico. Es una guía esencial para cualquier persona interesada en el yoga, independientemente de su nivel.

En él, puedes encontrar una introducción a la filosofía que sostiene desde hace miles de año esta práctica, descripciones muy detalladas de más de 200 posturas, acompañadas por fotografías del maestro Iyengar o ejercicios de pranayama para aquietar la mente. Es un libro de consulta práctico y muy didáctico. Otro de los libros que tengo siempre a mano para consultar o buscar inspiración para mis clases 😉

Luz-Sobre-el-Yoga

 

3. “Bhagavad Gita”

En sánscrito “El canto del señor”, lo que te da idea de su carácter místico y devocional. Está considerada como la obra clásica más importante de las escrituras hindúes. Se escribió en torno al 600 A.C, y se compone de 700 versos que condensan las principales filosofías y doctrinas de los vedas. Son una síntesis de devoción y sabiduría.

El canto o Gita, forma parte de una epopeya hindú extensísima, el Mahabharata, y representa el diálogo entre el guerrero Arjuna y Krishna, donde se desgranan los conocimientos sobre lo divino. En este texto se exponen las tres sendas de realización humana, la de las obras (karma yoga), con la renuncia a los resultados de la acción como enseñanza principal, la de la devoción (bhakti yoga), y la de la sabiduría (jñana yoga).

Encontrarás muchas ediciones distintas de la Gita, todas ellas comentadas por distintos autores. La versión que yo conozco y la que he leído es la de Consuelo Martín.

61UUyRgZVmL

 

4. “Los yoga sutras de Patánjali”

Los Yoga sutras son 196 aforismos divididos en cuatro capítulos.  De carácter eminentemente práctico, cubren todos los aspectos de la vida. Para mi son un manual de vida, un libro para tener siempre a la vista, en tu mesilla de noche, e indagar una y otra vez en su conocimiento maravilloso.

Comienza con un código de conducta y finaliza con un estudio de la meditación, llevando la mente hacia un estado de armonía y equilibrio. El estudio que hace de la mente es simplemente brillante.

Los yoga sutras de Patanjali son textos reconocidos por todas las escuelas de yoga, y son la fuente de todas las obras posteriores, como por ejemplo, la siguiente recomendación, el Hatha Yoga Pradipika.

5. Hatha yoga Pradipika

“La pequeña luz del yoga” es un importante tratado sobre hatha yoga escrito por Svatmarama, probablemente en el siglo XV. También se le conoce como caturanga yoga, o el yoga de los cuatro pasos: asanas, pranayamas, mudras y samadhi.

Esta obra intenta aunar las disciplinas físicas, con las prácticas espirituales más elevadas del Raja yoga. Es un libro bastante técnico, no apto para todos los paladares, aviso…

Se describen hasta dieciséis āsanas, muchas de ellas variaciones de la postura sentada con las piernas cruzadas. Para quienes padecen de desórdenes en los humores corporales (doṣas) se prescriben unas técnicas de purificación, que se deben practicar antes que las técnicas de control de la respiración. Se explican detenidamente técnicas de realización de distintos mudras, que incluyen los tres bloqueos o bhandas.

El texto también contiene descripción sobre las técnicas tántricas vajrolīmudrā, sahajolīmudrā y amarolīmudrā. Un característica importante en la enseñanza de Svātmārāma es el “culto a través del sonido” (nādaupāsana), por medio del cual se alcanza la condición de “disolución” mental.

 

6.  “La sabiduría del yoga” de stephen Cope.

En este inspirador libro, Stephen Cope nos muestra las enseñanzas de los yoga sutras, a través del día a día de un grupo de amigos, estudiantes de yoga. Estos se ven enfrentados a muchas vicisitudes de la vida moderna, problemas familiares, altibajos y dudas sobre sus carreras profesionales, problemas de pareja, etc…

A través de estas historias Cope nos descubre como los yoga sutras son herramientas muy actuales y útiles que podemos emplear en nuestras vidas. Un método psicológico atemporal para aprender a vivir.

Para mí, este es un libro esencial. Disfruté mucho de su lectura y me hizo profundizar  en algunos de los conceptos principales contenidos en la filosofía de los sutras. Otro de los obligatorios.

9788484452218

 

y para terminar, os voy a recomendar un libro muy útil para aquellos que se planteen vivir de la enseñanza del yoga. En él se exponen ideas prácticas que ninguna formación de yoga enseña hasta la fecha, ¿cómo comenzar a dar clases de yoga?, ¿cómo darme a conocer?, ¿cómo puedo usar las redes para crear una marca personal?,  ¿podré vivir de dar clases?… todas estas cuestiones y muchas otras, las  verás respondidas en:

7. “The art and business of teaching yoga” de Amy Politi y Taro Smith

Este librito te da trucos e ideas valiosas sobre como construir tu base sólida de alumnos, cómo planificar clases dinámicas e interesantes, cómo optimizar tu propia práctica, como alcanzar la tan deseada estabilidad económica, como hacer tu plan de márketing o como usar las redes sociales.

En definitiva, te da herramientas para llevar a cabo tu trabajo, crear tu propia marca personal que inspire a otros a embarcarse en esta aventura de vida que es el yoga.

51ZrVthCgwL._SX320_BO1,204,203,200_

Y hasta aquí las recomendaciones por hoy. ¿Conoces otros libros que te hayan marcado o ayudado?, ¿añadirías otros libros (seguro que sí) a esta lista?, Si es así, compártelo en los comentarios, para que otras personas se puedan beneficiar y podamos seguir aprendiendo todos juntos.

Gracias por leerme,

Namasté.

El sentido original de todo esto…

A menudo cuando me preguntan cual es mi profesión, al decir que soy profesora de yoga, suelo escuchar cosas como: “Que bien,… yo es que tengo muy poca flexibilidad”. No sabes lo corriente que es esta respuesta.

Con todos los beneficios que nos ofrece el yoga, con todo su poder transformador, la elasticidad sin embargo, es el primer beneficio que la gente asocia con el yoga. Seguramente, los principales culpables de esto, seamos los propios profesores. Cuando subimos fotos a las redes sociales realizando las posturas más llamativas y exigentes, haciendo alarde de una elasticidad circense, estamos alimentando esa imagen… pero lo cierto es que si nos volvemos a los orígenes del yoga, no encontraremos apenas menciones al cuerpo.

Alicia asanas-17

Lo más curioso, es que si te adentras en los textos tradicionales del yoga, como el Hatha yoga Pradipika, la Bhagavad Gita o los yoga sutras de Patanjali, no encontrarás una sola palabra sobre estiramientos y de hecho, tampoco sobre posturas de yoga. ¿No te parece curioso? Por ejemplo, en los yoga sutras de Patanjali, sólo hace referencia a la postura en unas pocas ocasiones:
Sutra 2.46 Sthira sukham asanam
 
La postura ha de ser firme y placentera

Cada vez que realizamos un asana, el cuerpo debe estar tan estable que nos permita ir más allá del mismo, la estabilidad del cuerpo nos lleva a la estabilidad de la mente.

Sutra 2.47 Prayatna saithilya ananta samapattibhyam

Si se reprime la natural tendencia a la inquietud y se medita en lo infinito, se logra la postura firme y placentera.

Sutra 2.48 Tatah dvanda anabhighata

Lograda la postura, no obstruirán las cualidades, es decir, ya no molestarán las dualidades, el bien y el mal, el calor y el frío y demás pares de opuestos.

En el siguiente sutra, hace referencia a la respiración: “entonces se pueden dominar los movimientos de exhalación e inhalación”. Cuando se ha logrado la postura, es posible dominar e interrumpir a voluntad los movimientos de prana. Entonces obtiene el hombre la facultad de pranayama o dominio de las fuerzas vitales del cuerpo”.

El resto de los sutras se refieren al control de la mente, la actividad mental, como conseguir el conocimiento de la realidad sin velos, etc..

Como ves, es una manera muy distinta de entender el yoga y emprender su práctica. Cuando haces tu práctica, ¿te sientes estable y cómoda en cada una de tus asanas?, cuando estás en un asana, ¿tu mente está meditando en lo infinito, en el momento presente, o quizá estás recordando lo que tienes que hacer después..?, ¿en que piensas mientras practicas yoga?, ¿cual es tu objetivo final?, ¿practicas yoga para tener un cuerpo más fuerte y flexible o lo haces para mejorar cada aspecto de tu vida?

Creo que es importante, que como estudiantes de yoga nos planteemos y respondamos estas preguntas, y que tratemos de integrar las enseñanzas tradicionales, para no olvidar el sentido original de todo esto.

Namaste!

Astavakrasana: La postura de los ocho encorvamientos

 Asta

La primera vez que vi a mi profesor realizar Astavakrasana (“la postura de los ocho encorvamientos”), pense… “Este hombre será humano??” :-D, y a continuación pensé que jamás podría hacerla, eso era sólo para super dotados!

Esta vistosa asana, que parece más complicada de lo que en realidad es, me parecía cosa imposible de hacer, y como pensaba así, ni siquiera la intentaba. Como dice el dicho: “Si crees que puedes, estás en lo correcto. Si crees que no puedes, también”.Como yo pensaba que no podía, efectivamente me era imposible.

En todas las posturas, hay un componente mental y otro físico. El más difícil para mí es el mental. El cuerpo es moldeable y se puede trabajar, sólo requiere disciplina y práctica (mucha práctica..), pero la mente es la que más nos limita. Por eso me gustan las posturas más exigentes, porque más allá del cuerpo, te obligan a enfrentarte a tus miedos, tus complejos, tus limitaciones reales o ficticias, y una vez que las superas, te das cuenta de que lo mismo ocurre en la vida . ¿Cuantas veces dejas de hacer cosas porque las ves muy difíciles, o piensas que no estás preparado?, si llevas la enseñanza del yoga al día a día, te das cuenta de que en realidad podemos hacer todo aquello que nos propongamos!

Este asana está dedicada al deforme sabio Astavakra. La historia cuenta que estando el sabio en el vientre de su madre, su padre Kagola se confundió en varias ocasiones al recitar las sagradas escrituras. Astavakra al oirlo, aún sin nacer se rió. El padre enfurecido maldijo a su hijo a nacer como Astavakra, esto es, encorvado en ocho partes del cuerpo. Años después, el padre del sabio fue  derrotado en un debate filosófico por Vandi, el erudito de la corte de Mithila.                                                                                         Siendo aún niño, el sabio era ya un gran erudito y vengó la derrota de su padre venciendo a Vandi con inteligentes argumentos. Su padre entonces le bendijo, con lo que desapareció su deformidad y pudo erguirse. Metafóricamente la postura representa el poder de levantarse del suelo pese a las deformidades, las penas…
Beneficios: Fortalece las muñecas y los brazos. Tonifica los músculos abdominales y trabaja el equilibrio.
Contraindicaciones: Evita  realizar esta postura si tienes lesiones en muñecas, en codos o en hombros.

Si te apetece, me encantaría conocer tu experiencia con la práctica de posturas más exigentes:
¿Cual ha sido tu experiencia practicando Astavakrasana u otras asanas avanzadas?,        

¿trabajas en tu práctica de yoga el aspecto mental además del físico?

Gracias por darte el tiempo de leerme. Cualquier comentario sobre este blog es bienvenido. Si la información te ha sido útil y crees que a alguien mas le pueda interesar te invito a compartirlo.

Namaste!

Haz clic aquí si quieres Responder o Reenviar el mensaje

La mitología detrás de Matsyasana, la postura del pez

la foto (3)

La postura de Matsyasana se realiza normalmente después de Sarvangasana, como contra postura. El pez, ayuda a estirar la región cervical y dorsal, evitando contracturas en el cuello y llevando una mayor irrigación sanguínea a esa zona. La postura realza el pecho, ayudando a realizar una respiración mas profunda y a corregir los redondeados.

LA MITOLOGIA DETRAS DE MATSYASANA (LA POSTURA DEL PEZ)
descarga
Hace mucho, mucho tiempo, Brahma, el creador, cayó en un profundo sueño, causando pralaya, un periodo de disolución cósmica. La lluvia comenzó entonces a caer y comenzaron las inundaciones. En el caos que se creó en el cosmos, un demonio llamado Hayagreeva, robó los cuatro vedas que contenían la sabiduría sagrada del mundo. Ante semejante desastre Vishnu el preservador del universo, decidió aparecerse en la tierra como un avatar en forma de pez.
descarga
La historia de Matsyavatar
descarga
El buen rey Satyavrat, se estaba bañando en el río cuando un diminuto pececillo fue a parar a la palma de sus manos gritando “Majestad, protégame!”. El rey depositó el pececillo en un cascarón de coco para que viviese allí. A la mañana siguiente, el pez había crecido hasta llenar el coco, asi es que el rey le buscó un recipiente maś grande. A la mañana siguiente, el pez había vuelto a crecer hasta llenar el segundo recipiente, así es que el rey lo depositó en un estanque, pero al día siguiente el pez llenaba también el estanque, y así continuó creciendo hasta llenar un lago entero.
Obviamente el rey se había dado cuenta de que ese pez no era un animal ordinario, así es que le pidió que le revelara su verdadera forma. Inmediatamente el señor Vishnu se le apareció, diciéndole que en 7 días, el mundo entero se vería inundado. “Pero te mandaré una barca, y tu me ayudarás a repoblar el mundo. Durante  los próximos siete días, debes recoger cada semilla de cada planta y árbol que crezca sobre la tierra, y el cuerpo sutil de cada especie animal. Cuando yo llegue, mételos a todos en la barca. Utiliza a la serpiente cósmica Vasuki, como una cuerda para atar la barca a mi cabeza, y yo os llevaré protegidos sobre las aguas”.
descarga
Así es que en el momento convenido,Satyavrat cargó la barca con cada semilla, planta medicinal y forma sutil de todos los seres. Mientras tanto el señor Vishnu, o Matsyavatar (en su forma de pez), había recuperado los vedas de las garras del demonio, y los depositó a salvo en la gran barca.
Mientras navegaban por las aguas que cubrían el mundo Matsyavatar le mostró a Satyavrat la sabiduría divina, enseñándole todo sobre los yoga del conocimiento ((Jnana), devoción (bhakti) y acción (Karma). A ese discurso se lo conoce como los Matsya Purana.
Así navegaron por miles de siglos, hasta que Brahma despertó. Un nuevo mundo emergió del océano, y el rey Satyavrat se convirtió en el Manu: el que dicta las leyes, el gobernante, el padre de las criaturas de esa nueva era.
descarga
La postura
Si tienes problemas de espalda, cervicales o cuello consulta con un profesor cualificado para que te asista, o bien evita esta postura.
descarga
Beneficios de Matsyasana:
abre el pecho, estira los músculos intercostales, mejora la circulación al pecho y pulmones,  estimula el hígado y los riñones, y ayuda a rebajar tensión en el cuello y los hombros.Otro de los beneficios a destacar de la postura, es que se estimulan las glándulas pineal y pituitaria que es la glándula del sistema endocrino.
descarga

Practicar yoga al aire libre

Practicar yoga al aire libre es una de las cosas que más me gusta hacer. Sentir el sol y el viento sobre mi piel mientras saludo al sol, sentir la tierra y la hierba bajo mis pies, y notarme enraizada como una planta más mientras hago la postura del árbol. ¡Sin duda, un cúmulo de sensaciones corporales y mentales maravillosas que te recomiendo!

Vasistasana

Hace unos años, estuve de vacaciones en Tanzania con mi pareja. A los pocos días de llegar, nuestros ritmos biológicos empezaron a sintonizarse con los ritmos de la naturaleza y poco a poco nos fuimos acostumbrando a irnos a dormir bien temprano. Tan pronto como el sol comenzaba a esconderse en el horizonte, empezábamos a bostezar y a sentir un sueño irresistible. De la misma manera, tan pronto salía el sol, nos despertábamos automáticamente. Un día decidimos que debíamos aprovechar esta conexión con los ritmos naturales para despertarnos cada mañana y hacer yoga. Durante esos días, nuestro ritual consistía en despertarnos temprano, justo antes de la salida del sol y caminar hasta la playa más cercana para hacer nuestra práctica. En el momento en que el sol comenzaba a salir, hacíamos el saludo al sol, e incluso le dábamos la bienvenida agitando los brazos (ya, ya se que en esos momentos no parecíamos las personas más cuerdas del mundo, pero imagínate, estábamos en África, asalvajados y felices!). Esta es una de las experiencias más lindas que recuerdo de mis viajes.

837967779-jirafa-naranja-color-savana-salida-del-sol

Son muchas las razones por las que te recomiendo que practiques yoga en un entorno natural, bien sea en la playa, en un parque, en la montaña, en pleno campo… donde sea, pero regálate esa experiencia y no te arrepentirás.

Entre otras, estas son algunas de las razones por las que te recomiendo que salgas ahí fuera con tu esterilla y te pongas a practicar:

  • Conexión con la naturaleza                                                                 

Normalmente vivimos muy desconectados de los ritmos de la naturaleza. Si vives en una gran ciudad, pocas veces tienes ocasión de tocar, oler y sentir la tierra y las plantas. El practicar yoga al aire libre te permite   “ reconectar”y descargarte a nivel energético de todo aquello que no necesitas.

  • Despierta tus sentidos.

La práctica del yoga al aire libre potencia los cinco sentidos. Si estás en un parque, la vista se relaja al empaparse de verdes y de luz natural. El tacto se reactiva, al sentir el viento rozando tu piel mientras haces saludos al sol o te estableces en la postura del guerrero 2. Los pies descalzos pisan la hierba, descansando y recuperando la conexión con la tierra, literalmente, tomamos tierra. Un golpe de viento trae consigo el olor de unas flores cercanas y te dejas llevar por el perfume… Unos pájaros comienzan a cantar y por una vez, el ruido del tráfico se sustituye por los trinos. ¡Todo un festival de los sentidos!

  • Relaja tu sistema nervioso.

Estar en contacto con la naturaleza es beneficioso para el sistema nervioso. Automáticamente tus preocupaciones del día se diluyen cuando estás practicando al aire libre, respirando aire fresco y sintiendo todo tu cuerpo despertar.

  • Mejora la concentración.

La mente se calma, y después de una práctica intensa, está lista para volverse hacia dentro y observar el mundo interior. Sólo tienes que cerrar los ojos y vivir ese momento único.

yogaen parque

Como sabrás, yoga significa “unión”. La unión del alma individual con el alma universal, de lo finito con lo infinito, de la mente y el cuerpo con el universo. Practicando al aire libre podemos experimentar esa unión con todo lo que nos rodea, sintiendo en nuestra propia piel esa verdad que descubrieron los yoguis en la antigüedad: que todo es uno. Que el universo está interconectado.

¿Has practicado alguna vez yoga al aire libre?, ¿qué te ha parecido?, ¿se te ocurre alguna otra ventaja de la práctica al aire libre?, ¡compártela en los comentarios!.

Namasté!

p.s: durante el mes de julio, estaré impartiendo clases de yoga al aire libre en el parque del retiro en Madrid. Si vas a pasar el mes de julio o parte de él en la ciudad y te apetece asistir ponte en contacto conmigo en la siguiente dirección anieto08@gmail.com.

Conectar con lo divino en la practica del yoga

IMG_20150106_085737

(Post sin acentos, disculpad!)

La primera vez que viaje a la India, apenas llevaba tres años practicando yoga, pero ya me llamaron especial atencion sus coloridos templos, y entrar en ellos me hacia sentir una calma especial. Años despues he vuelto a India, en esta ocasion a Kerala y  de nuevo he podido disfrutar profundamente de la experiencia de pisar un templo hindu.

Cada uno de ellos es un homenaje profuso a la deidad correspondiente. En mi viaje por el sur de India, he visitado recientemente dos templos dedicados a algunas de las deidades mas importantes del panteon hindu. Paseando por las calles de Trivandrum, capital de Kerala, me di casi de bruces con un bonito templo dedicado a Hanuman, el Dios mono venerado por los hindues, quienes lo consideran un aspecto de Shiva. Y alli estaba el Dios mono, contemplandome desde las alturas del templo.
Screenshot_2015-01-07-16-51-22~2
Hanuman tiene un poder y una fuerza ilimitadas, hasta el punto de que al nacer salto hasta el sol al confundirlo con una fruta fresca. Junto a Hanuman, habia pequeñas alacenas donde se podian ver a otras deidades, todas ellas rodeadas de ofrendas de incienso, fuego, curcuma, frutas y ghee. Los devotos colocaban sus manos en Anjali mudra o mudra de oracion, mostrando su respeto y pidiendo su proteccion.
El segundo templo que visite fue uno de los muchos dedicados a Ganesh, el que todo lo resuelve, el erradicador de obstaculos.
IMG_20150107_165639
Justo en el momento en que entre, comenzaba la puja o adoracion del Dios con cabeza de elefante. Varios hombres lanzaban cocos contra una vasija de piedra. Los cocos explotaban salpicandolo todo con su jugo. Mientras, los devotos le ofrecian a la deidad sus ofrendas de fruta, ghee y especias, todas ellas envueltas en una hoja de acanto o palmera.
Este templo, era de una belleza especial. En la entrada, unas esculturas exquisitas formaban un pasillo que conducia al altar principal donde se asentaba Ganesh. Bordeando el templo se podian ver otras estatuillas adornadas con guirnaldas.
De repente los devotos comenzaron a cantar el mantra dedicado a Ganesh, OM GAM GANAPATAJEY NAMAHA.
Cada vez que he tenido dificultades en mi vida, y he necesitado que se arreglase una situacion determinada, he recurrido a este mantra. Siempre me acompaña, incluso cuando no tengo nada especial que solucionar me gusta cantarlo. Por eso, al comenzar a escuchar el mantra algo me golpeo en el pecho y me senti como en casa. No queria dejar el templo, aunque anochecia y debia regresar al hotel. A la salida me compre una bonita mala de colores que vendian en un puesto callejero para que me recordase ese momento especial con Ganesh.
Lo que me gusta de las deidades hindues, es que cada una de ellas representa un aspecto de nuestra personalidad. Todas ellas, al igual que nosotros tienen sus fortalezas y sus debilidades.De alguna manera, todos tenemos la capacidad de derribar los obstaculos que se nos presentan en la vida y salir adelante, al igual que hace Ganesh.
En mi siguiente practica de yoga,  recorde mi experiencia en el templo y conecte con el aspecto divino que todos llevamos en nuestro interior. Practicar yoga conectada con lo divino, cambia toda la practica. Quiza desde el exterior no se note diferencia, o las asanas no luzcan perfectas, pero lo importante es esa conexion y esa forma de experimentar la union con lo divino, que al fin y al cabo es de lo que trata el Yoga.
IMG_20150106_085624 IMG_20150106_085704