Archivo de la etiqueta: conexion

Cómo honrar y celebrar tu femineidad

 

En nuestro día a día, estamos tan ocupadas en el trabajo y las obligaciones diarias, que a menudo nos olvidamos de tomar una pausa, y conectarnos con nuestro poder femenino, nuestra belleza, intuición y fuerza extraordinarias.

Si últimamente te has sentido desconectada, intranquila, susceptible a los vaivenes del mundo externo, aquí tienes seis maneras de recordar y celebrar tu poder femenino.

  1. Celebra tu feminidad 

Trata de hacer aquellas cosas que te hacen sentir un ser poderoso, bello, dulce, sexy… Quizá puedas llevar esa prenda que tanto te gusta y que sólo usas en ocasiones especiales. Puede ser que te pongas esa joya especial, o que te des un masaje que te haga sentir feliz y honre cada curva de tu cuerpo. Échate un aceite perfumado o aquel perfume que tanto te gusta.

bella

  1. Dedícate tiempo cada semana

Toma un baño largo y relajante, deja por una tarde todas las “obligaciones” de lado y ve a ver esa exposición que te apetecía, empápate de arte y belleza. Date un paseo por tu parque favorito, fijándote en cada planta, cada árbol, cada flor del camino. Permítete un rato de no hacer nada, simplemente pasear por la naturaleza. En realidad, en el fondo, nunca hay que hacer nada, la mayoría son obligaciones auto impuestas.

libreria

Saca entradas para el teatro o el cine y disfruta de una buena historia inspiradora. Ve a una biblioteca y bucea entre las estanterías, descubre una novela apasionante y llévatela a casa. En definitiva, dedica algo de tu tiempo, al menos un día a la semana, a hacer algo “no productivo”, que te aporte felicidad.

  1. Deja espacio para lo inesperado

Una de las cosas que me hace más feliz son mis vagabundeos sin rumbo por la ciudad. En estos paseos, descubro sitios con encanto, me meto a curiosear en una tienda, me tomo un café en un sitio especial mientras leo el periódico, descubro calles inexploradas anteriormente…

cafe

También me encanta entrar en papelerías (que bien huelen las gomas de borrar, los lápices y cuadernos!) y toquetearlo todo, quizá aprovechar para comprar unos lápices de colores para colorear esos libros que tengo por casa… otro de mis sitios favoritos son las mercerías. Esos negocios en peligro de extinción, donde encuentras desde unos calcetines, hasta botones, tijeras de coser o unas medias. Son pequeños placeres que hacen especial ese día. Resérvate al menos un día a la semana para vagabundear!  Todo lo que te haga sentir más feliz, conectada a tu feminidad (lo que para ti signifique esto), just do it!

  1. Desarrolla una sadhana

Sadhana es una palabra sánscrita que significa “práctica espiritual”. El comprometerte con una sadhana diaria, significa dedicar una parte de tu día, aunque sólo sean unos minutos, a estar contigo misma, a interiorizar, calmar la mente y hacer algo que te nutra. En mi caso mi sadhana consiste en meditar todas las mañanas durante media hora. Además, si tengo tiempo, incluyo una práctica de yoga. Esto me mantiene conectada y con la sensación de que haga lo que haga el resto del día, ya he cumplido con el compromiso conmigo misma. Tu sadhana puede ser diferente, puede que te guste escribir en tu diario, o leer un texto espiritual o inspirador. Puede ser incluso cantar un mantra, rezar, dar un paseo en silencio mental… tu elijes! La idea es realizar una práctica que te haga más consciente del momento presente y que te centre. Esta sadhana diaria te ayudará a ver las cosas de una forma más real, a no dejarte llevar por las emociones y las circunstancias, y traerá luz a tu vida.

sadhana

 

  1. Reconoce y honra tus ciclos

Todo en este mundo se mueve en ciclos, sólo tienes que mirar a tu alrededor para darte cuenta de que la naturaleza se mueve cíclicamente: el día y la noche, las estaciones, el sol y los planetas, la vida y la muerte… Recupera tu conexión con tu propio ciclo mensual. Aprovecha tu periodo para sentirte más conectada a la naturaleza cíclica de la vida, para ir hacia dentro y meditar, para conectar con la sabiduría y la intuición femeninas.

ciclos.jpg

Diferentes estudios muestran como dependiendo del momento del ciclo en el que te encuentres, te sentirás más intuitiva, más creativa, más introvertida o extrovertida, más cansada, más emocional. Así es que, trata de reconocer en que momento te encuentras y cómo te afectan estos ciclos a ti personalmente, para tener un mayor acceso a tu propia magia y conocerte en un nivel más profundo.

  1. Celebra una reunión con tu Diosa interior

En la tradición hindú, a la energía femenina del universo se la conoce como Shakti, y dicha energía se manifiesta a través de distintas deidades. Conectar con esta energía poderosa puede ayudarte a conectar con tu creatividad, tu fortaleza y capacidad de transformación.

diosas

Dentro de ti puedes encontrar el poder de Durga, la invencible. Según la mitología hindú, todos los Dioses del universo unieron sus fuerzas para crear a la Diosa Durga para que esta destruyera a los demonios que los azotaban. La Diosa, al aniquilar a los demonios lo hacía de forma que estos fueran purificados y fuesen directos a unirse al creador. De esta forma Durga utilizaba su temible poder, pero actuaba guiada por la sabiduría y la compasión, como una buena madre!.

Dentro de ti se encuentra el poder de generar abundancia de Lakshmi,  la creatividad de Saravati, o la pasión y el romance de  Radha. Tan sólo tienes que conectar con su energía y sentir su poder dentro de ti.

Las sociedades patriarcales no reconocen ni potencian el inmenso poder de lo femenino. Todo lo que crea vida es femenino. La naturaleza, la madre tierra… sin lo femenino nada existiría. Sin embargo, se le denosta, y considera como débil, inferior, menos importante. Está en nuestras manos el sentir, despertar y potenciar nuestra shakti o energía femenina. Reivindicar el valor de lo femenino y estar orgullosas de ser las portadoras de dicho poder, como las diosas hindúes.

 

Anuncios

Conectar con lo divino en la practica del yoga

IMG_20150106_085737

(Post sin acentos, disculpad!)

La primera vez que viaje a la India, apenas llevaba tres años practicando yoga, pero ya me llamaron especial atencion sus coloridos templos, y entrar en ellos me hacia sentir una calma especial. Años despues he vuelto a India, en esta ocasion a Kerala y  de nuevo he podido disfrutar profundamente de la experiencia de pisar un templo hindu.

Cada uno de ellos es un homenaje profuso a la deidad correspondiente. En mi viaje por el sur de India, he visitado recientemente dos templos dedicados a algunas de las deidades mas importantes del panteon hindu. Paseando por las calles de Trivandrum, capital de Kerala, me di casi de bruces con un bonito templo dedicado a Hanuman, el Dios mono venerado por los hindues, quienes lo consideran un aspecto de Shiva. Y alli estaba el Dios mono, contemplandome desde las alturas del templo.
Screenshot_2015-01-07-16-51-22~2
Hanuman tiene un poder y una fuerza ilimitadas, hasta el punto de que al nacer salto hasta el sol al confundirlo con una fruta fresca. Junto a Hanuman, habia pequeñas alacenas donde se podian ver a otras deidades, todas ellas rodeadas de ofrendas de incienso, fuego, curcuma, frutas y ghee. Los devotos colocaban sus manos en Anjali mudra o mudra de oracion, mostrando su respeto y pidiendo su proteccion.
El segundo templo que visite fue uno de los muchos dedicados a Ganesh, el que todo lo resuelve, el erradicador de obstaculos.
IMG_20150107_165639
Justo en el momento en que entre, comenzaba la puja o adoracion del Dios con cabeza de elefante. Varios hombres lanzaban cocos contra una vasija de piedra. Los cocos explotaban salpicandolo todo con su jugo. Mientras, los devotos le ofrecian a la deidad sus ofrendas de fruta, ghee y especias, todas ellas envueltas en una hoja de acanto o palmera.
Este templo, era de una belleza especial. En la entrada, unas esculturas exquisitas formaban un pasillo que conducia al altar principal donde se asentaba Ganesh. Bordeando el templo se podian ver otras estatuillas adornadas con guirnaldas.
De repente los devotos comenzaron a cantar el mantra dedicado a Ganesh, OM GAM GANAPATAJEY NAMAHA.
Cada vez que he tenido dificultades en mi vida, y he necesitado que se arreglase una situacion determinada, he recurrido a este mantra. Siempre me acompaña, incluso cuando no tengo nada especial que solucionar me gusta cantarlo. Por eso, al comenzar a escuchar el mantra algo me golpeo en el pecho y me senti como en casa. No queria dejar el templo, aunque anochecia y debia regresar al hotel. A la salida me compre una bonita mala de colores que vendian en un puesto callejero para que me recordase ese momento especial con Ganesh.
Lo que me gusta de las deidades hindues, es que cada una de ellas representa un aspecto de nuestra personalidad. Todas ellas, al igual que nosotros tienen sus fortalezas y sus debilidades.De alguna manera, todos tenemos la capacidad de derribar los obstaculos que se nos presentan en la vida y salir adelante, al igual que hace Ganesh.
En mi siguiente practica de yoga,  recorde mi experiencia en el templo y conecte con el aspecto divino que todos llevamos en nuestro interior. Practicar yoga conectada con lo divino, cambia toda la practica. Quiza desde el exterior no se note diferencia, o las asanas no luzcan perfectas, pero lo importante es esa conexion y esa forma de experimentar la union con lo divino, que al fin y al cabo es de lo que trata el Yoga.
IMG_20150106_085624 IMG_20150106_085704