Archivo de la etiqueta: hatha yoga

El sentido original de todo esto…

A menudo cuando me preguntan cual es mi profesión, al decir que soy profesora de yoga, suelo escuchar cosas como: “Que bien,… yo es que tengo muy poca flexibilidad”. No sabes lo corriente que es esta respuesta.

Con todos los beneficios que nos ofrece el yoga, con todo su poder transformador, la elasticidad sin embargo, es el primer beneficio que la gente asocia con el yoga. Seguramente, los principales culpables de esto, seamos los propios profesores. Cuando subimos fotos a las redes sociales realizando las posturas más llamativas y exigentes, haciendo alarde de una elasticidad circense, estamos alimentando esa imagen… pero lo cierto es que si nos volvemos a los orígenes del yoga, no encontraremos apenas menciones al cuerpo.

Alicia asanas-17

Lo más curioso, es que si te adentras en los textos tradicionales del yoga, como el Hatha yoga Pradipika, la Bhagavad Gita o los yoga sutras de Patanjali, no encontrarás una sola palabra sobre estiramientos y de hecho, tampoco sobre posturas de yoga. ¿No te parece curioso? Por ejemplo, en los yoga sutras de Patanjali, sólo hace referencia a la postura en unas pocas ocasiones:
Sutra 2.46 Sthira sukham asanam
 
La postura ha de ser firme y placentera

Cada vez que realizamos un asana, el cuerpo debe estar tan estable que nos permita ir más allá del mismo, la estabilidad del cuerpo nos lleva a la estabilidad de la mente.

Sutra 2.47 Prayatna saithilya ananta samapattibhyam

Si se reprime la natural tendencia a la inquietud y se medita en lo infinito, se logra la postura firme y placentera.

Sutra 2.48 Tatah dvanda anabhighata

Lograda la postura, no obstruirán las cualidades, es decir, ya no molestarán las dualidades, el bien y el mal, el calor y el frío y demás pares de opuestos.

En el siguiente sutra, hace referencia a la respiración: “entonces se pueden dominar los movimientos de exhalación e inhalación”. Cuando se ha logrado la postura, es posible dominar e interrumpir a voluntad los movimientos de prana. Entonces obtiene el hombre la facultad de pranayama o dominio de las fuerzas vitales del cuerpo”.

El resto de los sutras se refieren al control de la mente, la actividad mental, como conseguir el conocimiento de la realidad sin velos, etc..

Como ves, es una manera muy distinta de entender el yoga y emprender su práctica. Cuando haces tu práctica, ¿te sientes estable y cómoda en cada una de tus asanas?, cuando estás en un asana, ¿tu mente está meditando en lo infinito, en el momento presente, o quizá estás recordando lo que tienes que hacer después..?, ¿en que piensas mientras practicas yoga?, ¿cual es tu objetivo final?, ¿practicas yoga para tener un cuerpo más fuerte y flexible o lo haces para mejorar cada aspecto de tu vida?

Creo que es importante, que como estudiantes de yoga nos planteemos y respondamos estas preguntas, y que tratemos de integrar las enseñanzas tradicionales, para no olvidar el sentido original de todo esto.

Namaste!

Astavakrasana: La postura de los ocho encorvamientos

 Asta

La primera vez que vi a mi profesor realizar Astavakrasana (“la postura de los ocho encorvamientos”), pense… “Este hombre será humano??” :-D, y a continuación pensé que jamás podría hacerla, eso era sólo para super dotados!

Esta vistosa asana, que parece más complicada de lo que en realidad es, me parecía cosa imposible de hacer, y como pensaba así, ni siquiera la intentaba. Como dice el dicho: “Si crees que puedes, estás en lo correcto. Si crees que no puedes, también”.Como yo pensaba que no podía, efectivamente me era imposible.

En todas las posturas, hay un componente mental y otro físico. El más difícil para mí es el mental. El cuerpo es moldeable y se puede trabajar, sólo requiere disciplina y práctica (mucha práctica..), pero la mente es la que más nos limita. Por eso me gustan las posturas más exigentes, porque más allá del cuerpo, te obligan a enfrentarte a tus miedos, tus complejos, tus limitaciones reales o ficticias, y una vez que las superas, te das cuenta de que lo mismo ocurre en la vida . ¿Cuantas veces dejas de hacer cosas porque las ves muy difíciles, o piensas que no estás preparado?, si llevas la enseñanza del yoga al día a día, te das cuenta de que en realidad podemos hacer todo aquello que nos propongamos!

Este asana está dedicada al deforme sabio Astavakra. La historia cuenta que estando el sabio en el vientre de su madre, su padre Kagola se confundió en varias ocasiones al recitar las sagradas escrituras. Astavakra al oirlo, aún sin nacer se rió. El padre enfurecido maldijo a su hijo a nacer como Astavakra, esto es, encorvado en ocho partes del cuerpo. Años después, el padre del sabio fue  derrotado en un debate filosófico por Vandi, el erudito de la corte de Mithila.                                                                                         Siendo aún niño, el sabio era ya un gran erudito y vengó la derrota de su padre venciendo a Vandi con inteligentes argumentos. Su padre entonces le bendijo, con lo que desapareció su deformidad y pudo erguirse. Metafóricamente la postura representa el poder de levantarse del suelo pese a las deformidades, las penas…
Beneficios: Fortalece las muñecas y los brazos. Tonifica los músculos abdominales y trabaja el equilibrio.
Contraindicaciones: Evita  realizar esta postura si tienes lesiones en muñecas, en codos o en hombros.

Si te apetece, me encantaría conocer tu experiencia con la práctica de posturas más exigentes:
¿Cual ha sido tu experiencia practicando Astavakrasana u otras asanas avanzadas?,        

¿trabajas en tu práctica de yoga el aspecto mental además del físico?

Gracias por darte el tiempo de leerme. Cualquier comentario sobre este blog es bienvenido. Si la información te ha sido útil y crees que a alguien mas le pueda interesar te invito a compartirlo.

Namaste!

Haz clic aquí si quieres Responder o Reenviar el mensaje

RETIRO DE YOGA Y MEDITACIÓN

casa

Tengo el gusto de anunciaros mi próximo retiro de primavera en El Losar de la Vera, Cáceres,  el fin de semana del viernes 27 al domingo 29 de Mayo.

¡¡Anotadlo ya en vuestras agendas!!

Un fin de semana al aire libre, conectando con la energía expansiva de la primavera y su capacidad de renacer cíclicamente.
Un retiro en contacto con la naturaleza para reencontrar la paz interior y equilibrar cuerpo y mente.
El lugar está situado en pleno corazón de la Vera, a dos kilómetros del pueblo Losar de la Vera, a tan sólo dos horas de Madrid (210 kms).
La casa está rodeada de casi tres hectáreas de campo con higueras, perales, avellanos, robles… Es un lugar silencioso y tranquilo, donde el mundo parece pararse y nos sentimos rodeados de la naturaleza silvestre que nos acoge. Está situado entre dos gargantas, a las cuales se accede andando, encontrándonos con cascadas y pozas naturales donde bañarnos si el tiempo acompañase… pero sobre todo, nos dedicaremos a practicar yoga!
Actividades del retiro:
Kundalini y Hatha yoga
A lo largo del fin de semana combinaremos estos dos estilos de yoga, junto con técnicas de respiración y meditación, para movilizar el flujo de la energía vital, revitalizar el cuerpo, fortalecerlo y sentirnos en sintonía con la naturaleza y sus ciclos.
 
En contacto con la naturaleza…
Dedicaremos tiempo a pasear de manera consciente, en silencio. Abriendo todos nuestros sentidos a lo que nos rodea. Práctica meditativa que nos permitirá conectar de manera profunda con la naturaleza circundante.
 
Conociendo las flores y plantas del entorno…
Acompañadas de nuestra botánica, descubriremos los regalos que la naturaleza pone a nuestro alcance. Eva nos hablará sobre las distintas especies de flores y plantas y sus usos terapeúticos.
 
Masaje thailandés
Entraremos en contacto con este tipo de trabajo corporal nativo de Tailandia, consistente en estiramientos y manipulaciones del cuerpo. Una técnica terapéutica que se basa en las líneas energéticas del cuerpo.
 
Meditación
Cada mañana comenzaremos el día con una práctica de meditación. Se darán instrucciones precisas y técnicas fáciles de seguir tanto para los meditadores experimentados, como para aquellos que quieran comenzar a explorar esta práctica tan necesaria.
 
Organizan el taller: 
  • Eva García Carvajal:  Su inquietud sobre el yoga nace en el 2002, gracias a la lectura del libro Técnicas del Yoga, de Mircea Eliade. Fascinada por la sabiduría trasmitida por este autor, comienza a practicar Hatha Yoga (estilo Iyengar) en la Universidad. Su formación posterior con el profesor Javier Muñoz y los inspiradores talleres de Meditación de la profesora Irma González, producen una revolución personal, por la cual, decide dar un cambio a su vida profesional y transformar su pasión por el yoga en su profesión. Por ello, explora otros estilos de Hatha Yoga como Sivananda, Vinyasa Yoga y Power Yoga. Tras varios años dando clase de forma amateur, considera la necesidad de dar cuerpo, estructura y pedagogía formal a sus clases, por lo que en el 2015, se forma como instructora de Hatha Yoga RYS 200, en Yoga Center (avalado por la Yoga Alliance UK y la Asociación Internancional de Profesores Sananda-AIPYS).
 
  • Alicia Nieto: se inicia en el yoga en 1998 de la mano del maestro Ramiro Calle, con el que practica Hatha yoga y yoga mental. En el año 2000, descubre el kundalini yoga, que transformará su vida, y en el 2004 se hace profesora titulada por el kundalini Research Institute y la AEKY (asociación española de kundalini yoga).En el 2014 se forma como profesora de Anusara Yoga, estilo que le ayuda a tener una mayor comprensión del cuerpo como vehículo para conectar con la esencia. Su interés por el yoga y la meditación le llevan a estudiar terapias alternativas, realizando un curso de masaje tradicional tailandés, así como una formación como técnico ayurveda certificado por Cofenat.                                                                                                                          Para Alicia, nunca dejamos de crecer y aprender, y el yoga es la herramienta maravilllosa que tenemos a nuestro alcance para profundizar en el camino hacia el ser interior.
 
Inscripciones:
 
Para confirmar la plaza, por favor enviadnos un mail a anieto08@gmail.com
 
Se solicita una reserva de 70€ (no reembolsable) para confirmar la plaza.
 
El precio incluye: curso completo + alojamiento en régimen de pensión completa, en habitaciones compartidas con ducha. Alimentación vegetariana.
Las plazas son limitadas y se asignarán por orden de inscripción.
 
 
Programa:
Viernes
 
17 a 18h: LLegada
 
18 a 18:30: reunión en la sala de actividades y presentación
 
18:30 a 20 h: Clase de hatha yoga
 
20:30 Cena y descanso
 
Sábado
 
8:30 a 9: Meditación 
 
9 Desayuno y tiempo libre
 
11 a 13h: Clase de hatha yoga
 
13 a 14 h: Masaje Thai
 
14 a 16 h: Comida y siesta
 
16h a 19
– Senda consciente en silencio
– Uso de las plantas del paisaje
– Dinámica de círculo
 
19 a 20:30: Clase de kundalini yoga
 
Domingo
 
8:30 a 9: Meditación 
 
9  a 10:30 Desayuno y tiempo libre
 
1o:30 a 12:30 h: Clase de hatha yoga
 
12:30 a 13h: Pranayama
 
Despedida y cierre
 
14h Comida
 
15 h, recoger y vuelta para Madrid
Es el momento de hacer hueco en vuestras agendas y de concretar vuestra reserva!.
Fechas del retiro:
Viernes 27 de mayo: llegada de 17 a 18h
Domingo 29 de mayo: salida después de comer (16h)
 
Imágenes integradas 4
 
Eva fiteuma@hotmail.com    Móvil: 64937091
 Podéis enviar esta información a aquellos que puedan estar interesados. Gracias!
Un cariñoso abrazo
Alicia y Eva
Namasté!

 

 

 

 

SURYA NAMASKAR

Hoy vamos a comentar una de las prácticas clásicas más completas dentro del Hatha yoga: Surya namaskar o saludo al sol.

saludo al sol foto.jpeg

Se trata de una técnica muy antigua que se realiza como muestra de gratitud al sol, fuente de vida en nuestro planeta.

Tan importante es realizar correctamente cada asana, como la intención que ponemos en su práctica. Idealmente debemos practicar los saludos al sol con el corazón lleno de agradecimiento hacia el gran astro. Usamos nuestro cuerpo como una herramienta para adorar al astro rey y despertar nuestro fuego interior.

saludo-al-sol.png

La intención primaria de esta serie de posturas, es despertar la energía solar, que duerme en el punto del ombligo. Surya namaskar, activa el plexo solar, despertando el poder sanador de la energía del sol en nuestro cuerpo. Esto tiene un efecto también en la mente, calmándola y estabilizándola.

Los antiguos yogis recomendaban su práctica para activar el plexo solar, incrementando la creatividad y la intuición.

Sri Sri Ravi Shankar, se refería a esta zona del cuerpo con las siguientes palabras:    “ Todas nuestras emociones se acumulan en el plexo solar, y ese es el sitio desde el que nace nuestra intuición. El plexo solar tiene el tamaño de una almendra. Sin embargo, para las personas que practican yoga y meditación, su tamaño llega a ser tres veces mayor. Cuanto más expandido esté el plexo solar, mayor es la estabilidad mental y tu intuición”.

Beneficios del saludo al sol

Surya Namaskar debería practicarse a la salida del sol, pero es una práctica perfecta para realizar como calentamiento antes de una sesión de asanas o de meditación. Su práctica regular mejora la circulación de la sangre, activa y estimula todo el organismo, ayudando a mantenerlo sano. Practicado por la mañana, revitaliza todo el organismo y refresca la mente, preparándonos para afrontar el día. Si lo realizas a un ritmo rápido, es un buen ejercicio de cardio que te ayudará a mantenerte en forma.

SaludoAlSolGr.jpg

 

Con un par de ciclos, puedes despertar tu fuego digestivo, energetizar el sistema nervioso, equilibrar el flujo de prana en tu organismo, además de activar todo tu cuerpo y mejorar tu estado de ánimo.

Los saludos al sol son una puerta de entrada a tu cuerpo sutil, despertando el poder sanador, ganando vitalidad y ayudando a tu cuerpo a mantenerse joven.

Pero más allá de estos beneficios, la dimensión espiritual de esta práctica es más profunda, por lo que tenemos que tener ambas en cuenta.

Una aproximación espiritual a Surya namaskar 

Comienza con varias rondas del saludo al sol (la modalidad que conozcas y suelas practicar ya que existen distintas versiones).

En postura de Tadasana, de pie, lleva tus manos juntas al centro del pecho. Cierra los ojos y conecta con tu respiración, haciéndola suave y sin esfuerzo.

Lleva tu atención a la zona del ombligo, (tercer chakra), y visualiza una hoguera en tu interior. La pelvis es la estructura donde se asienta el fuego. Visualiza las llamas llenando tu abdomen y alzándose hasta el esternón.

Tomate tres respiraciones profundas, en cada inhalación el fuego se hace más intenso, y en cada exhalación se hace más suave.

Lleva tu atención ahora al cuarto chakra, al centro del corazón. Manteniendo tu atención en este punto, conecta con un sentimiento de gratitud y respeto hacia el universo y hacia el sol, fuente de toda vida y generador de luz y calor.

Por un momento lleva tu atención de nuevo al punto del ombligo, y visualiza las llamas dentro del mismo. El punto del ombligo simboliza el centro del fuego, de la luz, del sol radiante. Mientras te mantienes enfocado en este punto, puedes repetir el mantra raíz del fuego “RAM”. También si lo conoces, puedes entonar el Gayatri mantra, con la mente concentrada en el sol interior del tercer chakra.

Aquí tienes una preciosa versión cantada por Deva Premal:

https://www.youtube.com/watch?v=-rZs5r44qD0

suryanamaskar.jpeg

Los yogis que están interesados en despertar sus poderes curativos, realizan distintas prácticas en torno al sol. Una de ellas, se llama Trataka, y consiste en mirar fijamente los primeros rayos del sol al amanecer y los últimos en su puesta. Otras prácticas que giran en torno al sol y su energía, son la de “beber” los rayos de sol con la ayuda del Pranayama, o llevar la energía solar a través de los chakras, desde la base de la columna hasta la coronilla.

La dimensión espiritual de los saludos al sol, es mucho más profunda y gratificante que la práctica física por si sola. Os recomiendo incorporar esta parte más sutil en vuestra práctica. La intención con la que hacemos las cosas, es tan importante o más, que el propio acto.

Namasté queridos!

 

 

TALLER: KRIYAS, LA LIMPIEZA YÓGUICA DEL CUERPO

shiva
                                                                                                   Nuestro cuerpo está expulsando materiales residuales continuamente a través de diversos mecanismos de limpieza (pulmones, riñones, glándulas sudoríparas e intestinos). El propósito de los ejercicios de limpieza en el yoga, conocidos como Kriyas, es ayudar al organismo a eliminar las toxinas.
El Hatha yoga Pradipika, uno de los libros clásicos del Hatha yoga, prescribe seis kriyas. La meta de todo sendero de yoga es la enseñanza de cómo calmar la mente, para conectar con lo más profundo del ser. Para ello el cuerpo debe estar previamente fuerte y sano. De ahí la importancia de estas prácticas depurativas del cuerpo. Es por ello, que me he planteado la realización de este taller, para poder conocer algunas de estas prácticas que nos pueden ayudar a mantenernos más sanos. Esto es lo que veremos en el mismo:                                                                                                                                                                                 
PROGRAMA DEL TALLER
  • Se explicarán las distintas técnicas de limpieza tanto internas como externas y practicaremos algunas de ellas.
  • Práctica de yoga (1 hora): Kriya o serie de ejercicios de Kundalini yoga diseñados para desintoxicar el cuerpo 
  • Pranayama: técnicas de respiración depurativas
  • Meditación Tratak: mejora de la visión y la concentración

                                             

Imparte: Alicia Nieto
Profesora titulada por el KRI (Kundalini Research Institute) y la AEKY (asociación española de kundalini yoga) desde 2.004, e instructora de Anusara yoga (elements).

Fecha: domingo 15 de febrero, de 11h a 14h 
Lugar: Centro Sol 
Dirección: C/ Atocha, 20, 2ºpiso, 28012 Madrid
Precio: 30 €
Reservas: anieto08@gmail.com
kriyas

Taller práctico de yoga para comenzar el otoño

Cuando llevas tiempo practicando yoga este pasa a formar parte de tu vida diaria y cuando menos lo esperas te descubres respirando profundamente, estirando tu cuerpo, realizando cualquier tarea con tu mente perfectamente centrada, o tomándote con calma una situación que en otra época te hubiese sacado de tus casillas.

Y esa es para mi la idea del yoga, una técnica que mejora cada aspecto de nuestra vida, haciéndonos sentir más conectados, más felices y mejor física, mental y espiritualmente .

Con  esta intención hemos creado un taller de herramientas eminentemente prácticas para la vida diaria. La idea es poder profundizar en el yoga y sus técnicas y aprender todo lo que tiene que ofrecernos para llevar vidas más plenas y felices.

Te animo a compartir con nosotros un fin de semana de yoga y aprendizaje, esperando que te de herramientas para aplicar en tu día a día y llevar la vida que desees llevar.

Namasté!

Image

Ahimsa o la no violencia

Queridos yogis y yoguinis,                                                                                                        Esta semana vamos a trabajar con el concepto de “Ahimsa” o No violencia.

Según un texto muy antiguo, llamado Yogatattva Upanishad, existen cuatro tipos de yoga: Mantra yoga, Laya yoga, Hathayoga y Rajayoga, el último es la forma más elevada de yoga (se podría traducir como “yoga real”). Dos siglos después de Cristo aproximadamente, hubo un sabio yogi llamadoPatánjali  que recopiló los conocimientos de yoga que existían hasta ese momento, fundando el texto base del Raja yoga. El texto se llamó “Los yoga Sutras de Patanjali”.                                  

ImageDentro de sus yoga sutras, Patanjali describió el Asthanga yoga (no confundir con el estilo de yoga del mismo nombre pero más actual). “Astha” significa ocho y “Anga” miembro o extremidad, por lo que podríamos traducirlo como los ocho miembros del yoga. En realidad son ocho peldaños de una escalera que hay que ir ascendiendo progresivamente para llegar a obtener el samadhi o iluminación. Estos serían los 8 pasos a seguir para convertirse en un yogi y alcanzar el nirvana.                                                                                                            

A lo largo de estas semanas vamos a ir analizando cada uno de estos ocho pasos, los cuales no sólo nos van a servir para ser mejores yogis, sino también para aplicar a nuestra vida diaria y ser más felices. El primero de los peldaños se denomina Yamas. Este primer paso incluye cinco preceptos o guías de comportamiento social. Es decir, cómo nos relacionamos con el mundo exterior y con el resto de seres vivos.                                                                       

El primer precepto a seguir dentro de yamas es precisamente la no violencia.        

Image    

Todos tenemos muy claro que no deberíamos aplicar la violencia hacia ningún ser vivo, pero pocas veces lo vemos referido a nosotros mismos. ¿Cuidas de tu cuerpo como se merece o lo agredes innecesariamente a menudo?, ¿descansas lo suficiente?, ¿alimentas tu cuerpo con alimentos frescos y saludables? O más bien ¿atiborras tu cuerpo con alcohol, café y otras sustancias dañinas?, si es así, de alguna manera estás siendo violento con tu cuerpo. ¿Te culpas a menudo por tus errores y te autocastigas sin compasión?, en ese caso, esta sería otra forma de violencia contra ti mismo. En las clases de yoga o bien en la práctica de cualquier deporte, ¿llevas tu cuerpo al límite y no escuchas lo que te dicen tus articulaciones o tus músculos?, Como veis, aunque no nos demos cuenta, a menudo ejercemos violencia en mayor o menor grado contra nosotros mismos.                                                                                                                                                                    

Queda claro pues que el concepto de Ahimsa o no violencia se puede llevar a todos los ámbitos de nuestra vida, y es importante ser conscientes en todo momento de nuestras necesidades, para no sobrepasar la capacidad del cuerpo y cuidarlo.                                              

Esta semana pues, cuando realicemos cualquier asana, vamos a ser muy conscientes de nuestro cuerpo, vamos a escuchar sus respuestas y no sobrepasar nuestros límites. Intentemos ser pacientes con esas posturas que no estamos preparados aún para hacer, y vamos a darle al cuerpo y a la mente la oportunidad de ir poco a poco, avanzando conscientemente y con amor hacia nuestro cuerpo, mente y espíritu. Namaste!