Archivo de la etiqueta: Mantras

Retiro de yoga y meditación

Recuerdo perfectamente la primera vez que asistí a un retiro de yoga. Después de años de práctica, me apetecía vivir una inmersión más profunda en la experiencia del yoga.

Ir a clases semanales es muy beneficioso, pero cuando terminas tu práctica y sales a la calle te vuelves a encontrar con el tráfico, el estrés, las obligaciones diarias…
Uno de los mayores beneficios que encuentro en los retiros de yoga, es precisamente que suponen una oportunidad para “retirarse” del mundanal ruido, de las obligaciones, de tu entorno, de la gente…
Es un espacio para tí, para conectar con la naturaleza, y desconectar de la rutina. Una oportunidad preciosa para vaciarte… Sólo cuando nos vaciamos, podemos encontrar de nueva energía para emprender nuevos proyectos.

El vacío… ese estado tan necesario para continuar. Hace poco comentábamos en clase, como tenemos casi siempre una sensación de carencia, de que nos falta algo para estar bien, cuando en realidad, lo que a veces nos pasa es que tenemos demasiado.
Una alumna me comentó una vez que se encontraba muy cansada, y se preguntaba si le   faltaría alguna vitamina. Para mi, la respuesta estaba clara, en realidad no le faltaba nada, sino que en realidad le sobraban cosas.

Le sobraban horas de trabajo, le sobraban obligaciones, algunas autoimpuestas, le sobraban compromisos sociales, le sobraban cosas que hacer. Como dice el dicho, a veces, ¡menos es más!
Un retiro, es una oportunidad de vaciarte, de dejarte llevar, de dedicarte un tiempo precioso para tu descanso y cuidado.

Ahora soy yo la que se encuentra ocupando el lugar de aquellas profesoras de mi primer retiro. El lugar del profesor, ¡ que gran honor y responsabilidad! aunque me considero eterna estudiante, ya se sabe que todos somos maestros y estudiantes en este camino de vida.

Por eso, en este retiro de otoño que preparo con cariño  junto a una gran maestra de         meditación, vamos a poner el énfasis en el cuidado de uno mismo, en la compasión y el amor incondicional hacia ti.

Porque todos necesitamos vaciarnos para volver a tener la capacidad de llenarnos de cosas que nos nutran, nos enseñen, nos ilusionen.

Me encantará compartir ese fin de semana contigo.

Retiro otoño 3

Anuncios

AUM, EL SONIDO MAS SAGRADO

Namasté amigos!,

hoy vamos a hablar de unos de los mantras más universalmente conocidos, el OM. Muchas de las clases de yoga comienzan entonando tres veces la sílaba OM.

Om, también escrito AUM, es uno de los mantras más sagrados que existe y simboliza el divino Brahman y el universo entero. Esta sílaba también se llama el udgīthá (‘canto fuerte’) o el praṇava mantra (‘oración vibrante’) pues es considerada por los hindúes el sonido primordial, origen y principio de la mayoría de los mantras, palabras o sonidos divinos y poderosos.

El om Significa unidad con lo supremo, el sonido del que emergen todos los demás sonidos. En las principales escrituras de la India se hace referencia a este poderoso mantra. En las Upanishad esta sílaba sagrada aparece como un sonido místico considerado como la  base de cualquier otro mantra. Según la Taitiriia-upanisadPrayapati (otro nombre del dios creador Brahmá), meditó en las tres letras del mantra om (a, u y m) y así le surgieron los tres Vedás (elRig, el Sama y el Átharva), y también las tres palabras bhūr (Tierra), bhuva (atmósfera) y suah (Cielo).

Image

La sílaba om también representa el Trimurti (‘tres formas’) de Brahmá o creador de todo el universo, Vishnú o el Dios sostenedor y Shivá o el destructor. Según los shivaístas, el tambor de Shivá produjo este sonido om (ver post anterior sobre la danza de Shiva), y a través de él salieron las siete notas a través de las cuales Shivá crea y destruye el universo. En la Bhagavad gita se dice que deberíamos repetir constantemente este mantra, ya que es el más poderoso que existe. Tanto que si al morir nos encontramos recitándolo, por su poder no volveremos a reencarnar, escapando del ciclo del samsara.

En los yogasutras de Patanjali se dedican varios sutras a la importancia de este sonido sagrado. En el capítulo primero, dedicado a la concentración y sus aplicaciones espirituales, el sutra 28 dice así: “El camino consiste en la repetición de la palabra AUM y en meditar sobre su significado”, de esta forma recibiremos la luz y se manifestará el yo en todo su esplendor. A base de meditar repitiendo la sílaba OM “se adquiere el conocimiento de la introspección y se destruyen los obstáculos”.  Es decir, que con la repetición, se adquirirá la técnica para ir hacia dentro, vaciándonos a la vez de todo lo externo, y poco a poco se irán desvaneciendo los obstáculos físicos y mentales, tales como la enfermedad, la pereza mental, la duda, la falta de entusiasmo, el apego a los goces sensuales, la falsa percepción, el fracaso en la concentración y la caída del estado una vez obtenido. La facilidad para la concentración, que proviene de la repetición del mantra dará reposo a la mente y al cuerpo.

Así es que una vez al día al menos, repitamos en voz alta y vibrante o bien para nuestros adentros este sonido sagrado, permitiendo que bañe cada una de nuestras células.

Namasté!

 

MANTRAS Y SUTRAS

El objetivo de la meditación es calmar la mente y finalmente dejarla libre de pensamientos para poder observar lo que hay más allá de los mismos, experimentar el ser interior. Una manera común de iniciar la meditación consiste en concentrarse en algo. A mi me gusta empezar con una meditación de respiración, sintiendo como el aire entra y sale lentamente de mis pulmones. A esta meditación se le puede añadir un mantra. Pero ¿de donde vienen los mantras?, ¿quién se los inventó y que diferencia hay entre mantra y sutra?, estas cuestiones son las que me gustaría contarte en este post.

La palabra mantra consta de dos partes: “man” que es la raíz de la palabra “mente” y “tra” que significa “herramienta”. Por tanto, el término mantra se puede traducir como “herramienta para la mente”. El mantra por tanto es un instrumento que podemos utilizar para “domar” la mente, mantenerla enfocada en la repetición de los sonidos y de esta forma evitar que divague y se disperse.

Image

¿Pero de donde vienen los mantras?, ¿quién los inventó?

La antigua tradición de sabiduría védica analizó los distintos sonidos de la naturaleza, las vibraciones del mundo que nos rodea. Así estudiaron y meditaron sobre el sonido del mar, del viento entre los árboles, del trueno en la tormenta, del crepitar del fuego. Según los vedas, estos sonidos son la expresión de la mente cósmica.

El universo manifiesto, que aparentemente está formado por objetos sólidos, en realidad está constituido por vibraciones (tal y como afirma la física cuántica). Se dice que los sabios de la antigüedad escuchaban esas vibraciones cuando estaban en meditación profunda y las “traducían” en mantras.

Los vedas también afirman que si recitas en voz alta un mantra, su patrón específico de vibraciones tiene unos efectos que puede llegar a dar lugar a sucesos físicos. Este concepto tan curioso y a la vez difícil de entender ha sido practicado por numerosas culturas que cantaban para crear vibraciones especiales, sonidos del universo que eran capaces de materializar algo de la nada, moviendo energía de lo no manifiesto a lo manifestado.

El mantra de la respiración por ejemplo es So-hum, si pones atención a tu respiración, podrás escuchar so al inhalar y hum (lease “ham”), al exhalar.

Y ahora bien, ¿Qué es un sutra?, un sutra es un mantra con significado. El mantra en si mismo no significa nada, su eficacia radica en la vibración que produce, por tanto no importa que no entiendas sánscrito, funcionará igualmente. El mantra es sólo un sonido, una energía. Se convierte en sutra cuando hay una intención codificada en el sonido. Los sutras como los mantras nos permiten transcender a una conciencia más profunda. Los mensajes de los sutras son simples y complejos al mismo tiempo. Por ejemplo tenemos el sutra “Aham Brahmasmi” (la esencia de mi ser es la realidad última, raíz y sustento de todo lo que existe). Un sutra como este, encierra en sí mismo su comprensión total, aunque podrían escribirse incontables páginas para explicar su significado profundo.

Probablemente los sutras más famosos son los yoga sutras de Patánjali, filósofo que reunió en sus sutras los principios del yoga y sobre el que se basan todas las escuelas de esta disciplina. En los próximos posts me gustaría ir analizando algunos de estos sutras. 

Recomendación: Practica la meditación “So hum” en cualquier momento, en el autobús, en el metro, en el trabajo. Lo puedes hacer en silencioso, escuchando mentalmente el mantra acompasado a tu respiración. Te mantendrá centrado y conectado con tu ser interior.

Feliz meditación