Archivo de la etiqueta: Nadis

El prana y sus vayus

Namaste!

En este post voy a tratar sobre las energías que operan en nuestro cuerpo, afectándonos en muchos niveles, y especialmente del prana y apana, dos de las energías fundamentales para cualquier yogi en busca del despertar espiritual.

Cada día ingerimos unos dos kilos de comida y otros dos de líquido, frente a más de 5.000 litros de aire. El aire es fundamental para la vida, pero según la ciencia del yoga, además el aire es vital porque es el medio de transporte del prana, o energía vital. Podemos definir  prana como la energía cósmica, aquello que dota de vida a todo ser viviente.

Hace miles de años, los yoguis desarrollaron una ciencia, llamada pranayama, dedicada al control del prana en el cuerpo del adepto.

Para entender cómo actúa el prana en el cuerpo humano, los antiguos yoguis elaboraron técnicas para controlar la respiración y además, catalogaron la actividad del prana en “aires” o “vayus”.

vayus2

Mantener los prana vayus equilibrados y fluyendo es fundamental para tener buena salud tanto física como mental, ya que estos cinco vayus, coordinan entre sí todas las funciones corporales.

Vamos a ver cuales son:

Los cinco tipos de aires (vayus)

  • Praana: se localiza entre la garganta y el diafragma; está conectado con la respiración y se encarga de llevar la energía al cuerpo mediante, por ejemplo, la absorción del prana del oxígeno, de los alimentos y del agua. Prana vayu realiza la absorción de los elementos que necesita el organismo para su funcionamiento. (Respiración)
  • Apaana: se sitúa bajo el ombligo, en la zona pélvica, y gobierna las funciones relacionadas con la eliminación y expulsión (excreción, eyaculación, menstruación, etc.).
  • Sammana: en la región entre el diafragma y el ombligo; gobierna la digestión, la asimilación y la distribución de sustancias nutritivas en el organismo. (Proceso digestivo)
  • Udyaana: va desde la laringe hacia la cabeza, y gobierna el lenguaje, funciones como el tragar, la expresión, la capacidad mental y la memoria.
  • Vyaana:  se encarga de llevar y distribuir la energía a cada célula; controla el sistema circulatorio y nervioso.(Circulación).

explicaciónvayus

Desde el punto de vista del yoga, los vayus pueden ser influidos para que funcionen mejor. Pero hay dos de ellos que son considerados más importantes: prana y apana.

Dentro del proceso energético del cuerpo, prana es el primer eslabón, ya que se encarga de captar la energía (mediante la respiración, los alimentos, el sol, etc..), mientras que apana es el último, ya que se encarga de expulsar los residuos del cuerpo (sudor, excrementos, sangre…).

Samana, udyaana y vyana son procesos intermedios y menos fáciles de manipular, pero mejorando prana y apana, se equilibran el resto de vayus. Prana y apana son como puertas de entrada y salida, por donde el cuerpo realiza sus intercambios con el universo. Prana y apana, van a jugar un papel muy importante también a nivel del despertar de la conciencia del adepto.

En los textos yóguicos, se suele identificar a prana con la inhalación y apana con la exhalación. Aunque esto es cierto, la función de ambos vayus va mucho más allá, ya que rigen otras funciones importantes. Es fundamental que ambos vayus estén equilibrados, y esto se consigue manteniendo ritmos respiratorios determinados.

vayus3

Vamos a ver cómo operan estas dos energías conjuntamente. La tendencia natural del prana es moverse hacia arriba, y como decíamos, se sitúa entre la garganta y el diafragma. En cambio apana, situado en la zona de la pelvis y el ombligo, tiene una tendencia a dirigirse hacia abajo. Estas dos energías, aunque pueda parecer que son opuestas, en realidad son complementarias. A través de algunas prácticas yóguicas, el yogui consigue invertir la tendencia natural de cada una de ellas para que se unan en la zona del ombligo, con samana vayu.

Cuando esto ocurre, y estas tres energías confluyen en el mismo punto, se produce una explosión pránica, que libera gran cantidad de energía. El prana liberado, entra a través de manipura chakra (el tercer chakra o chakra del ombligo) hasta el canal central o susumna nadi, y asciende hasta el cerebro, donde se despiertan facultades superiores de la mente.

da-ingala-ushumna-undalini-en

Cuando esto ocurre, la unión de prana y apana en el tercer chakra y la liberación de una gran cantidad de energía pránica, se considera todo un acontecimiento en la vida del yogi. Este proceso es el resultado de mucho tiempo, probablemente años de práctica y control de las energías, por lo que la explosión de energía en el tercer chakra es el resultado del proceso de maduración del yogi, y sólo ocurre cuando esté está preparado.

Muchas de las prácticas del yoga, van preparando el terreno y el cuerpo para este momento. Ayudan algunos ejercicios de purificación interna como nauli y basti; algunas asanas de torsión, ya que inciden en la zona del ombligo, pero el método fundamental consiste en dirigir conscientemente ambas fuerzas hacia el ombligo.

Con la práctica de pranayama y la ayuda de los bhandas, el yogi va llevando conscientemente el prana y el apana hacia el punto del ombligo. Con la práctica de Kumbaka o retención del aliento consigue que se fusionen y que se produzca la deseada explosion energética que despertará manipura chakra y los centros superiores del cerebro.

pranayamayoga51

Si quieres saber más sobre estas energías sutiles que gobiernan las funciones de nuestro cuerpo, te recomiendo el libro de Danilo Hernández, “Las claves del yoga”.

Feliz verano!

Namasté.

Tratado sobre Pranayama parte II

Namaste!
En este post, vamos a seguir desentrañando los secretos del pranayama, tal y como se exponen en el clásico del yoga “Hatha yoga pradipika”.                         Por los términos que se utilizan y los conceptos a veces muy extraños para nuestras mentes occidentales, parece una tarea árdua y desalentadora. Pero yo encuentro algo mágico y único en estos conocimientos antiguos, y creo que merece la pena estudiarlos, por lo que nos puede aportar a nuestra práctica como yoguis y yoguinis.

Captura de pantalla 2014-07-05 a las 13.24.02

Como veíamos en el anterior post, el objetivo del pranayama es obtener una mayor cantidad de prana o fuerza vital y distribuirla por el cuerpo. Pues bien, la práctica constante llevará este prana a ascender por el canal central o susumna nadi. Pero si los nadis están llenos de impurezas, el prana no podrá pasar por el canal central. Este canal central se puede comparar con una tubería por donde circula el agua. Si la tubería está sucia y atascada el agua no podrá fluir libremente por ella. Por ello, en el Hatha yoga pradipika se dice que sólo cuando todo el grupo de nadis, que están normalmente llenos de impurezas se purifiquen, el yogui será capaz de regular el prana.
El prana asimilado mediante la respiración, se acumula en los siete chakras a lo largo de la columna.

Captura de pantalla 2014-07-05 a las 13.28.10

El HP nos da instrucciones sobre cómo practicar pranayama: “Debe practicarse pranayama con la mente pura, estado sáttvico, hasta que susumna nadi esté libre de impurezas”.                                                                  Los grados de pranayama se relacionan con el despertar de la kundalini (energía espiritual que yace dormida en la base de la columna, y que al ser despertada comienza su ascenso por los distintos chakras hasta llegar a su punto final o sahasrara chakra en la coronilla). Una de las formas de despertar esta energía kundalini es a través de la realización de Kumbhakas, o retenciones del aliento junto con bhandas, lo cual genera un calor que despierta la kundalini. “Este calor produce transpiración. Se debería frotar el cuerpo con el sudor expelido por la práctica del pranayama. De esta forma el cuerpo obtiene fuerza y vitalidad.

Captura de pantalla 2014-07-05 a las 13.29.17

El HP nos aconseja el tipo de alimentación que debemos llevar si queremos obtener éxito en nuestra práctica, así como los efectos beneficiosos que obtendremos de ella y los peligros que conlleva su realización errónea:

“Al comienzo de la práctica deberá alimentarse con comida liviana (mezclada con leche y ghee), pero una vez la práctica se ha estabilizado, no es necesaria obtener esta restricción”.


Por la apropiada práctica del pranayama se aniquilan todas las enfermedades, la inapropiada práctica da origen a toda clase de enfermedades (del aparato respiratorio y digestivo).

Captura de pantalla 2014-07-05 a las 13.47.18

Una vez que los nadis se han purificado, aparecen signos externos en el cuerpo, como delgadez y luminosidad. Como los nadis están libres de bloqueos, el prana puede fluir por todo el cuerpo y distribuirse adecuadamente. Cuando se practica yoga aparecen signos físicos evidentes en la estructura del cuerpo, en la eliminación, en la voz, en el sueño y el cuerpo no tiene exceso de gases.

Captura de pantalla 2014-07-05 a las 13.47.31

 

Por la purificación de los nadis se puede retener la respiración con mayor facilidad. Aumenta el fuego gástrico y aparece la experiencia de escuchar el sonido interno (nad yoga) y la salud está asegurada.
En una fase más avanzada de la práctica, aumenta el fuego gástrico, el apetito disminuye, se desarrolla el control del prana y se llega a estados de profunda concentración, donde se despierta internamente un sonido, hecho que ha sido corroborado por distintos yoguis.

Una vez expuestos los beneficios de la práctica y como se reflejan en el cuerpo físico, energético y mental, se pasa a describir las distintas técnicas de respiración.

Captura de pantalla 2014-07-05 a las 13.28.48
Si no estás familiarizada con la práctica de pranayama te recomiendo comenzar con técnicas sencillas como la respiración yóguica completa, y Ujjayi. Poco a poco y a medida que te vayas acostumbrando podrás practicar otras técnicas como la respiración alterna o nadi sodhana pranayama, para más tarde incorporar retenciones del aliento. Te propongo practicar, sin forzar los pulmones más allá de tu capacidad, y experimentar los efectos en tu cuerpo, en tu estado mental. Es un viaje que una vez lo inicias no tiene vuelta atrás.
feliz viaje

Minientrada

En los años que llevo practicando yoga, una de las cosas que más me ha ayudado a profundizar en mi práctica han sido los retiros. Recuerdo con cariño especial los retiros que realicé junto con amigos, practicando yoga durante horas … Sigue leyendo