Asteya o no codiciar lo ajeno

                                                                                                                    ImageHola a tod@s,        

Esta semana vamos a seguir estudiando un poquito de la filosofía que sostiene la práctica del yoga. En las últimas semanas hemos estudiado los conceptos que comprenden la práctica de “Yamas”, o código ético de conducta para aquel que desee ser un yogui. Los conceptos que vimos hasta ahora son Ahimsa, o no violencia, Satya o esa cualidad de ser honesto con uno mismo y con los demás. Esta semana el concepto que vamos a ver es Asteya.

Asteya puede traducirse de varias maneras, la más corriente es “no robar”. También podemos traducirla como honestidad o ausencia de codicia. Una definición más académica podría ser la capacidad para resistir el deseo de lo que no nos pertenece. Contentarse con lo que uno tiene, la justa retribución por su labor y abstenerse de hacerse con todo objeto innecesario. Es decir, no acumular ni consumir desproporcionadamente.

Cuando practicamos Asteya ponemos en práctica el autocontrol. Controlamos ese impulso de poseer, de acaparar objetos, experiencias o sensaciones. Según se dice en la Bhagavad Gita: “ Tras experimentar placer con un objeto, la persona quiere retenerlo pensando que es el origen del placer”,  pero realmente eso no es más que una ilusión. Cuántas veces hemos deseado conseguir un objeto o realizar una actividad o un viaje, pensando que esa experiencia nos daría la felicidad. Esa casa soñada ideal, ese novio perfecto, ese viaje alrededor del mundo, ese curso de masaje, etc.. y una vez conseguidos, experimentamos el mismo vacío de siempre. Nada ni nadie puede darte la felicidad. La felicidad y la plenitud te la tienes que trabajar tu, y una buena herramienta es la práctica del yoga y de la meditación.

Image

En realidad no necesitamos robar nada, no necesitamos envidiar los éxitos ajenos, ya que cada persona tiene su propio camino y recibe lo que se merece. Conténtate con lo que tienes y vive con el convencimiento de que nunca te ha de faltar lo necesario. El aforismo 37 del Sadhanapada dice así “El no robar firmemente establecido hace que todas las joyas se acerquen a él”. Esto es, cuando tengas asumido plenamente la práctica de Asteya, ten la tranquilidad de que nunca te va a faltar nada y que el universo te dará lo que necesitas para vivir feliz y poder dedicar tiempo a tu camino espiritual y a tu práctica.

Namasté

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s