Duhkha: cómo gestionar la incomodidad en tu práctica de yoga.

La palabra Duhkha, hace referencia a lo incómodo, poco confortable, sufrimiento, dolor, pena, difícil, problemas…

Tanto en la vida como en la práctica de yoga, a menudo experimentamos duhkha. Ante la incomodidad o el dolor, la mente reacciona con aversión y la respuesta se traduce en el abandono de la acción: salimos de la postura o de la situación que nos provoca la incomodidad. Es como un acto reflejo, me pinchan y salto.

Los umbrales de resistencia a lo incómodo, varían mucho de una persona a otra. Lo veo a diario en mis clases. ¿porqué ante una postura incómoda, algunos alumnos persisten y se mantienen trascendiendo el dolor, y otros apenas aguantan unos segundos antes de abandonar la asana?, ¿como podemos gestionar la incomodidad en la práctica de yoga?

Lo primero que me gustaría, es distinguir entre dolor e incomodidad. Si durante tu práctica sientes un dolor punzante, escucha a tu cuerpo y sal de la misma. Siempre puedes entrar en una asana alternativa, o realizar la misma con ayuda de apoyos, o de forma más suave, quedándote en estadios anteriores. Si por ejemplo, estás realizando trikonasana y sientes tus isquiotibiales en tensión, encuentra el equilibrio justo entre el esfuerzo, el estiramiento sano de tus músculos y la sensación de suavidad.. deja margen para ir un poco más allá, no llegues a tu límite. Crea acción muscular para proteger el músculo, pero al mismo tiempo busca la suavidad en tu postura. Conecta con tu respiración. Vuélvete una con ella, así como con tu cuerpo y tu mente. Yoga significa unión, mantén pues, todos tus sentidos y tu atención plena en lo que estás haciendo.

Trikonasana en pared

En yoga no deberíamos de sentir dolor, pero si es cierto que muchas posturas abren zonas del cuerpo que están acortadas, y que nunca las hemos estirado, y trabajarlas nos va a suponer esfuerzo y tenacidad.

El yoga también hace aflorar dolores emocionales estancados desde tiempo atrás, que pueden salir a la luz durante la práctica. A menudo sentimos también dolor físico (no muy intenso) y/o mental.

Una forma de gestionar la incomodidad o el dolor es, lejos de rechazarlo, llevar la atención al mismo, dándole espacio. Duhkha, significa literalmente “espacio malo”, siendo “Kha”, espacio, “Du”, malo o difícil.  En lugar de huir de lo difícil, reconoce su existencia. Permítele ser, sin apegos ni aversión. Desde ese espacio de atención, escucha lo que tu cuerpo te está diciendo. Despierta tu mente testigo. Esa mente observadora que de modo imparcial registra un dolor, una sensación desagradable, una emoción queriendo salir, y profundiza en ella.                                                                                             Si prestas atención a un dolor, este hará lo posible por enseñártelo todo, susurrándote a través del idioma de las sensaciones.

Alicia asanas-4

Mi consejo es que no rehuyas o ignores tus sensaciones incómodas. Trata de permanecer en ellas un instante sin rechazar lo que es y trasciéndelas para entender el mensaje que te quieren transmitir. Mantén tu mente neutral. Aprende lo que quieren transmitirte y déjalas ir con amor.

Si la incomodidad es física, durante tu práctica no dejes que te domine. No añadas tensión mental a la tensión que ya tiene de por sí la postura. No reacciones inmediatamente. Respira profundo. Con cada exhalación deja ir más y más tensión. Como digo en mis clases, “encuéntrate cómoda en la incomodidad”. Trabaja la ecuanimidad. Con la práctica, podrás extrapolar esta sensación a tu vida diaria. Ante cualquier contratiempo, extrae el conocimiento que te esté enseñando, mantén la ecuanimidad y déjalo ir. Busca la calma y el equilibrio en cualquier situación de tensión. La ecuanimidad como todo, se puede trabajar y mejorar.

¡Te deseo una práctica consciente y feliz!

Namaste

Anuncios

Planificando el año que entra…

Otro año acaba de pasar, y son tantas las cosas que me hubieran gustado hacer y no he llevado a cabo… seguro que a ti te ha ocurrido lo mismo.

La mejor herramienta que conozco para que esto no ocurra, y para conseguir que tu año sea pleno y esté lleno de éxitos, es la planificación. Se que los propósitos de año nuevo no tienen muy buena fama, y que acaban desvaneciéndose en el aire, pero esto ocurre porque no hay una planificación detrás.

Desde que descubrí lo útil que es planificar tu tiempo, tu año, tu mes, o tu vida, no hay año que no tome papel y lápiz a final del mismo y me ponga a planificar como quiero que sea mi año soñado. Esto no quiere decir que todo te vaya a salir a la perfección. La vida simplemente sigue su cauce, y a veces, las cosas no salen como teníamos pensadas, pero aún así, aunque siempre haya cosas que se te vayan a escapar, es mejor tener claras tus metas y objetivos, que dejarlo todo al azar.

 

Planificar-el-año-en-familia-2

A finales de 2016, me propuse como principal objetivo de año nuevo el viajar. Quería que 2017 se caracterizase por los viajes. Me apetecía recorrer mundo y quería hacer de eso mi prioridad. También quería continuar aprendiendo italiano. Así, fui estableciendo objetivos relacionados con el trabajo, la familia, la salud, las finanzas, el tiempo libre, la formación, el crecimiento personal, etc… pero como objetivo número uno, estaba el viajar lo más posible.

Después de doce meses, al mirar mi cuaderno de objetivos para el año, vi con satisfacción que lo había conseguido! 2017, fue el año de mi vida que más he viajado. Recorrí Australia durante un mes en una caravana, estuve quince días en un ashram en India, y acabé el año en Sri Lanka…  Todo esto no lo hubiera conseguido sin planificación. Así es que en este post, me gustaría compartir contigo algunas herramientas muy sencillas, que tu también puedes usar para crear tu año ideal y lograr tus objetivos.

3 PASOS PARA PLANIFICAR TU AÑO SOÑADO

PASO 1: REFLEXIONAR SOBRE EL AÑO 2017

Lo primero que te propongo es que eches la vista atrás y pienses en todas las cosas que te han sucedido durante el pasado año. Trata de remontarte a enero e ir avanzando, apuntando todos los hitos, todos los momentos buenos y menos buenos que han destacado en el año pasado. Escribelos en un cuaderno.

  • Que retos has enfrentado (tanto buenos como malos), y que aprendizaje has extraído de ellos. Esto es importante, las cosas no suceden porque sí, siempre se puede extraer un aprendizaje… Unas veces se gana y otras se aprende!
  • Que sueños y objetivos se han cumplido. Cuales no.
  • Cual ha sido el mejor momento del año.
  • Cual ha sido el peor momento del año.
  • ¿Ha habido algún avance o cambio en materia de: salud, trabajo, finanzas, relación sentimental, familia, amigos, crecimiento personal, …?
  • Que te hubiese gustado que fuese diferente

Coge papel y boli y escríbelo.

list-post.jpeg

PASO 2: IDEAS Y OBJETIVOS PARA EL 2018

Ahora es el momento de preparar tu año soñado. Es el momento de pensar en grande. Medita sobre cual es tu mayor deseo, u objetivo principal para el año que entra. Lo mismo no tienes ni que pensártelo, porque lo tienes muy claro, si es así, ya tienes parte del trabajo hecho!.  Recuerda que este objetivo principal puede ser de cualquier índole (relacionado con el trabajo, el amor, la salud, ocio, formación…).

A continuación, puedes escribir otros objetivos secundarios. A mi me gusta desgranarlos por temas; trabajo, salud, formación, etc… y elegir un objetivo para cada uno de los aspectos de mi vida.

  • Piensa en los hábitos que quieres incorporar a tu vida
  • Piensa en que cosas quieres cambiar o incorporar en tu persona.
  • Escribe los hábitos que quieres desterrar de tu día a día
  • Escribe la frase o el valor que quieres que defina tu año, y tenlo a la vista, escríbelo en un papelito que puedes llevar en la cartera de manera que lo veas cada día y te recuerde que ese es el valor que quieres trabajar este año.

PASO 3: CALENDARIO

calendario-2018-gratis

 

En este paso vamos a definir los objetivos en función del tiempo. En mi caso, el objetivo principal del 2017 era viajar. Pues bien, en mi calendario elegí los periodos en los que podía viajar. Para ello marqué el mes de marzo (coincidiendo con la semana santa) y el mes de agosto. De esta manera, ya tenía reservado ese espacio para mis viajes. Una vez marcado en el calendario, ya había dado el primer paso para conseguirlo.

Lo mismo se puede decir del resto de objetivos, una vez plasmados en papel, estás más cerca de su consecución.

El siguiente paso era ahorrar el dinero. Como me quería ir en marzo a la India, desde principio de año, mi objetivo fue ahorrar cada mes (enero, febrero y marzo) el dinero necesario para mi viaje. Al tener esta idea clara, durante dichos meses reduje mis salidas, no comí ni cené fuera de casa, y evité caer en la tentación de las rebajas :-). Si no hubiese planificado esto desde principios de año, estoy segura de que se me hubiese echado el tiempo encima y al llegar la semana santa no hubiese tenido el dinero para irme. Esto es sólo un ejemplo de cómo funciona la planificación, y  por lo que soy una gran defensora de los propósitos de año nuevo, siempre y cuando se planifiquen por escrito.

Al igual que tenemos escrito el objetivo anual, resulta muy útil escribir objetivos a nivel mensual e incluso semanal.

Ejemplos de objetivos mensuales:

  • “cada mes quiero ahorrar x euros”.
  • ” Una vez al mes quiero hacer una escapada al campo”, etc..
  • “Quiero darme un masaje al mes”

Ejemplo de objetivos semanales: un año está formado de muchas semanas, por lo que planificar cuidadosamente tus semanas es fundamental para tener un gran año. Una planificación semanal podría ser:

  • Hacer deporte 2 veces por semana: ir a la piscina, o correr, etc..
  • Salud: tomar verdura todos los días. Tomar dulces sólo un día a la semana.
  • formación: dedicar una tarde a la semana a leer un buen libro o a estudiar.
  • Crecimiento personal: meditar todos los días 5 minutos antes de ir a trabajar

Esta planificación semanal puedes hacerla los domingos por la tarde, para que tu semana contenga las cosas que tu quieras, lo que te haga feliz. Cada semana debe de estar llena de cosas que te nutran, te hagan sentir bien, útil, valorada y feliz. De otra manera, dejarás que sean las circunstancias las que llenen cada día y cada hora con obligaciones, rutinas, noticias, televisión y otras pérdidas de tiempo. Una cosa importante para mi, es dejar espacios para no hacer nada. Dedicar una tarde o unas horas a la semana para no hacer nada, tirarte al sofá a leer un libro, o dar un paseo, o irte a un parque a respirar un poco de aire fresco… como dicen los italianos, para disfrutar del dolce far niente!

Y esto es todo. Como ves, es muy sencillo planificar tu año ideal. Tan sólo tienes que sentarte a escribir, poner en claro tus ideas, y por supuesto, revisar de vez en cuando dicho planinng para no olvidarte de tus objetivos a corto y largo plazo. Tener claras nuestras prioridades y objetivos nos ayuda a no desviarnos del camino. Es tan fácil dejarse llevar por las obligaciones del día a día y olvidarse de lo realmente importante!

Te deseo un feliz año 2018, en el que se cumplan todas tus metas y sueños y si tienes alguna otra herramienta que te sirva para cumplir tus objetivos, te invito a compartirla en los comentarios.

P.S: Si te interesan estas y otras herramientas, te gustará el blog de Inma Torres, http://www.vidaenpositivo.org, blog que sigo y que me sirve de inspiración constante.

 

Siete libros que no te puedes perder si eres profesor de yoga

Si eres profesor@ de yoga o bien lo practicas y te apetece profundizar en sus remotas raíces, deberías recurrir a sus fuentes.

Una de las prácticas dentro del yoga, es el estudio de las escrituras o textos antiguos. Piensa que todo viene de ahí, y  por suerte tenemos una fuente de conocimientos a la que podemos y debemos volver una y otra vez para no perder el rumbo, no desconectar de lo importante.

En este post, quiero compartir contigo la lectura de siete libros, de los muchos que existen, sobre las bases del yoga. El estudio del yoga es infinito, nunca termina, siempre descubrimos nuevos textos antiguos o modernos, para seguir indagando e impregnándonos de sus enseñanzas, pero como por alguno hay que empezar, esta sería mi selección:

  1. “Claves del yoga” de Danilo Hernández

Este podríamos llamarlo uno de los “obligatorios”. Es un manual donde se recoge todo lo que un profesor , o estudiante de yoga, debe conocer.

En este libro se explican cuales son las diferentes sendas del yoga, que es el tantra, cual es la estructura del ser humano y sus diferentes cuerpos, los chakras, las asanas, la respiración, la relajación, la meditación, etc…  Este es un libro que consulto a menudo para preparar mis talleres y mis clases, siempre termino volviendo a él.

claves

 

2. “Luz sobre el yoga” de Iyengar.

Este es el libro que llevó por primera vez el yoga al gran público occidental, y se ha convertido en un clásico. Es una guía esencial para cualquier persona interesada en el yoga, independientemente de su nivel.

En él, puedes encontrar una introducción a la filosofía que sostiene desde hace miles de año esta práctica, descripciones muy detalladas de más de 200 posturas, acompañadas por fotografías del maestro Iyengar o ejercicios de pranayama para aquietar la mente. Es un libro de consulta práctico y muy didáctico. Otro de los libros que tengo siempre a mano para consultar o buscar inspiración para mis clases 😉

Luz-Sobre-el-Yoga

 

3. “Bhagavad Gita”

En sánscrito “El canto del señor”, lo que te da idea de su carácter místico y devocional. Está considerada como la obra clásica más importante de las escrituras hindúes. Se escribió en torno al 600 A.C, y se compone de 700 versos que condensan las principales filosofías y doctrinas de los vedas. Son una síntesis de devoción y sabiduría.

El canto o Gita, forma parte de una epopeya hindú extensísima, el Mahabharata, y representa el diálogo entre el guerrero Arjuna y Krishna, donde se desgranan los conocimientos sobre lo divino. En este texto se exponen las tres sendas de realización humana, la de las obras (karma yoga), con la renuncia a los resultados de la acción como enseñanza principal, la de la devoción (bhakti yoga), y la de la sabiduría (jñana yoga).

Encontrarás muchas ediciones distintas de la Gita, todas ellas comentadas por distintos autores. La versión que yo conozco y la que he leído es la de Consuelo Martín.

61UUyRgZVmL

 

4. “Los yoga sutras de Patánjali”

Los Yoga sutras son 196 aforismos divididos en cuatro capítulos.  De carácter eminentemente práctico, cubren todos los aspectos de la vida. Para mi son un manual de vida, un libro para tener siempre a la vista, en tu mesilla de noche, e indagar una y otra vez en su conocimiento maravilloso.

Comienza con un código de conducta y finaliza con un estudio de la meditación, llevando la mente hacia un estado de armonía y equilibrio. El estudio que hace de la mente es simplemente brillante.

Los yoga sutras de Patanjali son textos reconocidos por todas las escuelas de yoga, y son la fuente de todas las obras posteriores, como por ejemplo, la siguiente recomendación, el Hatha Yoga Pradipika.

5. Hatha yoga Pradipika

“La pequeña luz del yoga” es un importante tratado sobre hatha yoga escrito por Svatmarama, probablemente en el siglo XV. También se le conoce como caturanga yoga, o el yoga de los cuatro pasos: asanas, pranayamas, mudras y samadhi.

Esta obra intenta aunar las disciplinas físicas, con las prácticas espirituales más elevadas del Raja yoga. Es un libro bastante técnico, no apto para todos los paladares, aviso…

Se describen hasta dieciséis āsanas, muchas de ellas variaciones de la postura sentada con las piernas cruzadas. Para quienes padecen de desórdenes en los humores corporales (doṣas) se prescriben unas técnicas de purificación, que se deben practicar antes que las técnicas de control de la respiración. Se explican detenidamente técnicas de realización de distintos mudras, que incluyen los tres bloqueos o bhandas.

El texto también contiene descripción sobre las técnicas tántricas vajrolīmudrā, sahajolīmudrā y amarolīmudrā. Un característica importante en la enseñanza de Svātmārāma es el “culto a través del sonido” (nādaupāsana), por medio del cual se alcanza la condición de “disolución” mental.

 

6.  “La sabiduría del yoga” de stephen Cope.

En este inspirador libro, Stephen Cope nos muestra las enseñanzas de los yoga sutras, a través del día a día de un grupo de amigos, estudiantes de yoga. Estos se ven enfrentados a muchas vicisitudes de la vida moderna, problemas familiares, altibajos y dudas sobre sus carreras profesionales, problemas de pareja, etc…

A través de estas historias Cope nos descubre como los yoga sutras son herramientas muy actuales y útiles que podemos emplear en nuestras vidas. Un método psicológico atemporal para aprender a vivir.

Para mí, este es un libro esencial. Disfruté mucho de su lectura y me hizo profundizar  en algunos de los conceptos principales contenidos en la filosofía de los sutras. Otro de los obligatorios.

9788484452218

 

y para terminar, os voy a recomendar un libro muy útil para aquellos que se planteen vivir de la enseñanza del yoga. En él se exponen ideas prácticas que ninguna formación de yoga enseña hasta la fecha, ¿cómo comenzar a dar clases de yoga?, ¿cómo darme a conocer?, ¿cómo puedo usar las redes para crear una marca personal?,  ¿podré vivir de dar clases?… todas estas cuestiones y muchas otras, las  verás respondidas en:

7. “The art and business of teaching yoga” de Amy Politi y Taro Smith

Este librito te da trucos e ideas valiosas sobre como construir tu base sólida de alumnos, cómo planificar clases dinámicas e interesantes, cómo optimizar tu propia práctica, como alcanzar la tan deseada estabilidad económica, como hacer tu plan de márketing o como usar las redes sociales.

En definitiva, te da herramientas para llevar a cabo tu trabajo, crear tu propia marca personal que inspire a otros a embarcarse en esta aventura de vida que es el yoga.

51ZrVthCgwL._SX320_BO1,204,203,200_

Y hasta aquí las recomendaciones por hoy. ¿Conoces otros libros que te hayan marcado o ayudado?, ¿añadirías otros libros (seguro que sí) a esta lista?, Si es así, compártelo en los comentarios, para que otras personas se puedan beneficiar y podamos seguir aprendiendo todos juntos.

Gracias por leerme,

Namasté.

Retiro de yoga y meditación

Recuerdo perfectamente la primera vez que asistí a un retiro de yoga. Después de años de práctica, me apetecía vivir una inmersión más profunda en la experiencia del yoga.

Ir a clases semanales es muy beneficioso, pero cuando terminas tu práctica y sales a la calle te vuelves a encontrar con el tráfico, el estrés, las obligaciones diarias…
Uno de los mayores beneficios que encuentro en los retiros de yoga, es precisamente que suponen una oportunidad para “retirarse” del mundanal ruido, de las obligaciones, de tu entorno, de la gente…
Es un espacio para tí, para conectar con la naturaleza, y desconectar de la rutina. Una oportunidad preciosa para vaciarte… Sólo cuando nos vaciamos, podemos encontrar de nueva energía para emprender nuevos proyectos.

El vacío… ese estado tan necesario para continuar. Hace poco comentábamos en clase, como tenemos casi siempre una sensación de carencia, de que nos falta algo para estar bien, cuando en realidad, lo que a veces nos pasa es que tenemos demasiado.
Una alumna me comentó una vez que se encontraba muy cansada, y se preguntaba si le   faltaría alguna vitamina. Para mi, la respuesta estaba clara, en realidad no le faltaba nada, sino que en realidad le sobraban cosas.

Le sobraban horas de trabajo, le sobraban obligaciones, algunas autoimpuestas, le sobraban compromisos sociales, le sobraban cosas que hacer. Como dice el dicho, a veces, ¡menos es más!
Un retiro, es una oportunidad de vaciarte, de dejarte llevar, de dedicarte un tiempo precioso para tu descanso y cuidado.

Ahora soy yo la que se encuentra ocupando el lugar de aquellas profesoras de mi primer retiro. El lugar del profesor, ¡ que gran honor y responsabilidad! aunque me considero eterna estudiante, ya se sabe que todos somos maestros y estudiantes en este camino de vida.

Por eso, en este retiro de otoño que preparo con cariño  junto a una gran maestra de         meditación, vamos a poner el énfasis en el cuidado de uno mismo, en la compasión y el amor incondicional hacia ti.

Porque todos necesitamos vaciarnos para volver a tener la capacidad de llenarnos de cosas que nos nutran, nos enseñen, nos ilusionen.

Me encantará compartir ese fin de semana contigo.

Retiro otoño 3

El prana y sus vayus

Namaste!

En este post voy a tratar sobre las energías que operan en nuestro cuerpo, afectándonos en muchos niveles, y especialmente del prana y apana, dos de las energías fundamentales para cualquier yogi en busca del despertar espiritual.

Cada día ingerimos unos dos kilos de comida y otros dos de líquido, frente a más de 5.000 litros de aire. El aire es fundamental para la vida, pero según la ciencia del yoga, además el aire es vital porque es el medio de transporte del prana, o energía vital. Podemos definir  prana como la energía cósmica, aquello que dota de vida a todo ser viviente.

Hace miles de años, los yoguis desarrollaron una ciencia, llamada pranayama, dedicada al control del prana en el cuerpo del adepto.

Para entender cómo actúa el prana en el cuerpo humano, los antiguos yoguis elaboraron técnicas para controlar la respiración y además, catalogaron la actividad del prana en “aires” o “vayus”.

vayus2

Mantener los prana vayus equilibrados y fluyendo es fundamental para tener buena salud tanto física como mental, ya que estos cinco vayus, coordinan entre sí todas las funciones corporales.

Vamos a ver cuales son:

Los cinco tipos de aires (vayus)

  • Praana: se localiza entre la garganta y el diafragma; está conectado con la respiración y se encarga de llevar la energía al cuerpo mediante, por ejemplo, la absorción del prana del oxígeno, de los alimentos y del agua. Prana vayu realiza la absorción de los elementos que necesita el organismo para su funcionamiento. (Respiración)
  • Apaana: se sitúa bajo el ombligo, en la zona pélvica, y gobierna las funciones relacionadas con la eliminación y expulsión (excreción, eyaculación, menstruación, etc.).
  • Sammana: en la región entre el diafragma y el ombligo; gobierna la digestión, la asimilación y la distribución de sustancias nutritivas en el organismo. (Proceso digestivo)
  • Udyaana: va desde la laringe hacia la cabeza, y gobierna el lenguaje, funciones como el tragar, la expresión, la capacidad mental y la memoria.
  • Vyaana:  se encarga de llevar y distribuir la energía a cada célula; controla el sistema circulatorio y nervioso.(Circulación).

explicaciónvayus

Desde el punto de vista del yoga, los vayus pueden ser influidos para que funcionen mejor. Pero hay dos de ellos que son considerados más importantes: prana y apana.

Dentro del proceso energético del cuerpo, prana es el primer eslabón, ya que se encarga de captar la energía (mediante la respiración, los alimentos, el sol, etc..), mientras que apana es el último, ya que se encarga de expulsar los residuos del cuerpo (sudor, excrementos, sangre…).

Samana, udyaana y vyana son procesos intermedios y menos fáciles de manipular, pero mejorando prana y apana, se equilibran el resto de vayus. Prana y apana son como puertas de entrada y salida, por donde el cuerpo realiza sus intercambios con el universo. Prana y apana, van a jugar un papel muy importante también a nivel del despertar de la conciencia del adepto.

En los textos yóguicos, se suele identificar a prana con la inhalación y apana con la exhalación. Aunque esto es cierto, la función de ambos vayus va mucho más allá, ya que rigen otras funciones importantes. Es fundamental que ambos vayus estén equilibrados, y esto se consigue manteniendo ritmos respiratorios determinados.

vayus3

Vamos a ver cómo operan estas dos energías conjuntamente. La tendencia natural del prana es moverse hacia arriba, y como decíamos, se sitúa entre la garganta y el diafragma. En cambio apana, situado en la zona de la pelvis y el ombligo, tiene una tendencia a dirigirse hacia abajo. Estas dos energías, aunque pueda parecer que son opuestas, en realidad son complementarias. A través de algunas prácticas yóguicas, el yogui consigue invertir la tendencia natural de cada una de ellas para que se unan en la zona del ombligo, con samana vayu.

Cuando esto ocurre, y estas tres energías confluyen en el mismo punto, se produce una explosión pránica, que libera gran cantidad de energía. El prana liberado, entra a través de manipura chakra (el tercer chakra o chakra del ombligo) hasta el canal central o susumna nadi, y asciende hasta el cerebro, donde se despiertan facultades superiores de la mente.

da-ingala-ushumna-undalini-en

Cuando esto ocurre, la unión de prana y apana en el tercer chakra y la liberación de una gran cantidad de energía pránica, se considera todo un acontecimiento en la vida del yogi. Este proceso es el resultado de mucho tiempo, probablemente años de práctica y control de las energías, por lo que la explosión de energía en el tercer chakra es el resultado del proceso de maduración del yogi, y sólo ocurre cuando esté está preparado.

Muchas de las prácticas del yoga, van preparando el terreno y el cuerpo para este momento. Ayudan algunos ejercicios de purificación interna como nauli y basti; algunas asanas de torsión, ya que inciden en la zona del ombligo, pero el método fundamental consiste en dirigir conscientemente ambas fuerzas hacia el ombligo.

Con la práctica de pranayama y la ayuda de los bhandas, el yogi va llevando conscientemente el prana y el apana hacia el punto del ombligo. Con la práctica de Kumbaka o retención del aliento consigue que se fusionen y que se produzca la deseada explosion energética que despertará manipura chakra y los centros superiores del cerebro.

pranayamayoga51

Si quieres saber más sobre estas energías sutiles que gobiernan las funciones de nuestro cuerpo, te recomiendo el libro de Danilo Hernández, “Las claves del yoga”.

Feliz verano!

Namasté.

Muladhara, el chakra raíz

Hace unas semanas estuve preparando un taller sobre el primer chakra, y mientras leía sobre el tema y ponía en práctica algunos ejercicios, volví a cobrar conciencia de lo importante que es este chakra en nuestra vida diaria. Por eso quería contarte en este post, la importancia de tener un primer chakra equilibrado, y de que manera afecta a tu vida.

Comencemos por el principio. El término Chakra, o “rueda”, hace referencia a puntos del cuerpo donde se da una gran concentración de energía. Se habla de siete chakras principales situados a lo largo de la columna vertebral. Los primeros tres chakras son considerados como más “animales” o relacionados con nuestro lado más primitivo, y los cuatro últimos, se consideran más evolucionados espiritualmente, estando más relacionados con el amor incondicional, la intuición, la espiritualidad, etc..

chakra-muladhara-7

Según esto podríamos pensar que los más importantes son los chakras superiores, pero no es así. De hecho, cada chakra ha de estar equilibrado y todos tienen su importancia en el conjunto, pero te diría que el primer chakra es fundamental para poder desenvolvernos por el mundo.

Muladhara chakra significa “raíz” o “soporte central”, y esto ya nos da idea de su función… Piensa en un árbol que se eleva hacia el cielo. Se sostiene porque tiene una raíz enorme, un ancla que lo mantiene hundido en el suelo y que soporta su crecimiento. El chakra raíz es la frecuencia que nos mantiene anclados en nuestra existencia física.

mujer-con-raices-.jpg

Muchos de nosotros no estamos anclados en la tierra, sino que vivimos sólo en nuestra cabeza, preocupados constantemente por nuestras distracciones mentales, la inmensidad de sensaciones y demandas del mundo exterior.

¿Te ha ocurrido alguna vez que te has visto un moratón en alguna parte del cuerpo y no recuerdas habértelo hecho?, ¿o tienes temporadas en las que tropiezas constantemente y te das golpes con todo? toma nota de estos signos de falta de conciencia corporal. Seguramente no estés anclado en tu cuerpo, no estés centrado, y tu chakra raíz necesite más energía!

chakra

El primer chakra está unido al elemento tierra, y como ya sabían los chinos y los indios desde antiguo, nuestro cuerpo está formado por los cinco elementos presentes en el mundo natural. El elemento tierra está presente en todas las partes duras del cuerpo: la columna vertebral, los huesos, los dientes, las uñas, el pelo… también son tierra el intestino grueso, la próstata y el ano. Este chakra se relaciona también con el sentido del olfato.

Muladhara chakra está conectado también con la glándula adrenal. La adrenalina sirve para que el cuerpo entre en estado de alerta para su supervivencia. La energía del chakra raíz está relacionada con la supervivencia. El problema, es que la vida moderna nos genera un estrés mental que nos mantiene en estado de “lucha o huye” durante largos periodos, lo que provoca sobrecarga adrenal, cansancio y debilidad… signos de deficiencia en el chakra raíz.

Pero, ¿Cómo saber si tu chakra raíz está fuerte o debilitado?, aquí tienes algunas pautas:

CUANDO EL CHAKRA RAÍZ ESTÁ FUERTE…

  • Tienes sensación de estar centrado. Hay una sensación de estabilidad de cuerpo y mente.
  • Te sientes bien en tu propio cuerpo
  • Te sientes con energía, capaz de enfrentarte a los retos que la vida te presente.
  • Sientes seguridad, confianza en ti mismo y en la vida. Te sientes seguro y protegido.
  • En general las cosas te van bien, en las relaciones, en el trabajo, a nivel económico.
  • Ningún reto te asusta, ni sientes preocupación sin motivo. Te sientes tranquilo y seguro.

CUANDO EL CHAKRA RAÍZ ESTÁ DEBIL

  • Puedes sentirte desconectado del mundo que te rodea, incluso de tu cuerpo (estás más en la mente que en el cuerpo, poca conciencia corporal).
  • Te sientes desorganizado mentalmente y esto se refleja en tu mundo
  • Falta de enfoque y disciplina
  • Miedo, ansiedad, cansancio de tus quehaceres diarios, depresión ligera
  • inseguridad financiera
  • Síntomas físicos: sobrepeso, hemorroides, estreñimiento, problemas de próstata, colon irritable.
  • Exceso de preocupación, inseguridad
  • Sensación de carencia material (nunca tienes suficiente, siempre falta…)

Y ¿cómo podemos hacer para volver a recargar de energía nuestro chakra raíz? Pues bien, el primer paso, es volver a tomar conciencia corporal… abandonar tu estado neurótico habitual para sentir más el cuerpo.  La práctica de yoga es perfecta para el primer chakra, ya que nos pone en contacto con el cuerpo, nos hace sentirlo, estirarlo, tocarlo y fortalecerlo.

Vasistasana

La práctica de meditación es fundamental también. La meditación nos ayuda a descansar la mente, de alguna manera la descargamos. Una buena forma de meditación es llevar la atención a la respiración, manteniendo la mente muy atenta a las sensaciones del aire al entrar y al salir.

¡Sal a pasear!, el contacto con la naturaleza es necesario para todo ser humano. Somos hijos de la naturaleza y como tales necesitamos caminar por el campo, respirar el aire puro, ver verde, escuchar a los pájaros. Aunque estés en la ciudad, siempre puedes dar un paseo por un parque, y observar los árboles, los animales, toma conciencia de lo que te rodea.

Bosque.jpg

Puedes aprovechar para hacer una meditación en movimiento. Cuando estés caminando por la calle, se consciente de cada pisada. Planta bien el pie en el suelo y observa la sensación de pisar fuerte, percibe el pie contra el suelo, y haz lo mismo en los siguientes pasos. Camina conscientemente, sintiendo el suelo debajo de ti, sosteniéndote. Siente la seguridad de la tierra sosteniéndote.

Siempre que puedas, camina descalzo por la hierba o la tierra. Ponte algo de color rojo. El rojo es el color del primer chakra y sólo mirarlo nos recarga de energía.                                    Si te gusta bailar, nada mejor para sentir la tierra que los bailes tribales africanos. Estas danzas en las que se pisotea a conciencia la tierra, en sus orígenes se realizaban para pedirle y agradecerle su fertilidad a la madre tierra. Como dice el dicho: ”

TRABAJA COMO SI NO NECESITARAS DINERO, AMA COMO SI NUNCA TE HUBIERAN HERIDO, YBAILA COMO SI NADIE TE ESTUVIERA VIENDO.
Namasté!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Estás creando tu año o se está creando el solo?

¿Has observado que cuando comienzas el día con un listado de las cosas que tienes que hacer, consigues que ese día sea más provechoso que otros en los que simplemente te dejas llevar?

Otro año acaba de terminar, 365 días de experiencias, buenos y malos momentos, aprendizaje, tiempo perdido, tiempo aprovechado, personas amadas, desengaños, y un sin fin de cosas más.

Esta mañana he sentido la necesidad de limpiar la casa, de ordenar mis cosas, tirar revistas que llevaban tiempo acumulándose y ocupando espacio. También he puesto en orden el armario, he amontonado sobre la cama ropa que llevaba tiempo sin ponerme y lo he metido todo en una bolsa para regalar.

ropa

El final/principio de año es un buen momento para hacer limpieza, deshacernos de todo lo que no nos sirve, para dejar espacio a lo nuevo que está por venir. ¡Mentalmente es tan liberador!

Pero además de limpiar y crear espacio, es importante pararnos a reflexionar sobre lo aprendido en el año que se va. Así es que acto seguido he cogido un cuaderno y me he puesto a escribir sobre los momentos más señalados del año pasado. Te animo a que hagas lo mismo, a que eches la vista atrás y te preguntes ¿cual ha sido el momento más memorable o especial del año que acaba de terminar?, ¿cual ha sido el momento más duro, o que te haya supuesto un reto?, puede ser a nivel emocional, personal, económico, laboral, de hábitos, etc..

Seguramente si contemplas lo que ha sido tu año, habrá personas, experiencias, emociones, hábitos, etc, que querrás llevarte contigo en el 2017, y otros que querrás dejar atras.. ¿cuales son?  ponlos por escrito para que no se te olviden.

En este año 2016, ¿cuál ha sido tu mayor pérdida de tiempo?, seguramente muchos nos arrepentiremos del tiempo valioso desperdiciado en facebook u otras redes sociales, en vez de dedicarlo a leer un buen libro, o dar un paseo… el ser conscientes del tiempo perdido es importante, primero porque el tiempo es nuestra posesión más valiosa y de las pocas cosas que no se puede comprar ni recuperar y el hacerte consciente del tiempo perdido y darle el valor que tiene, te ayudará a que en los próximos 12 meses lo aproveches mejor.

propositos-an%cc%83o-nuevo

Una vez hechas las reflexiones sobre el año que ha terminado, estás preparada para la planificación del año que tienes por delante. El final de algo, supone siempre un nuevo comienzo. Ahora tienes en frente tuyo un libro en blanco, un sinfín de posibilidades. Todo es posible, sólo tienes que hacerlo realidad, materializar aquello que quieres en tu vida. De ahí la pregunta que da título a este post ¿Estás creando tu nuevo año, o se está creando el mismo?

Yo he decidido ponerme manos a la obra y diseñar mi año ideal, y tu también puedes hacerlo. Lo primero que tenemos que hacer es definir objetivos, tanto personales como profesionales para el próximo año. Estos pueden englobar:

Objetivos a nivel laboral: que evolución quiero tener en mi trabajo. Donde quiero estar a diciembre de 2017, que trabajo o en que proyectos quiero estar involucrada.

Objetivos a nivel económico: ¿cuanto quiero estar ganando a final de año?, ¿cuanto  quiero amortizar de la hipoteca?, ¿cuanto dinero quiero ahorrar?, ¿en que lo voy a invertir?

Objetivos a nivel familiar: por ejemplo resolver conflictos familiares, o simplemente pasar más tiempo con mi familia.

Objetivos a nivel social: por ejemplo ampliar mi círculo de amistades, o recuperar una amistad dejada, etc.

Cuidado personal: ¿que hábitos de vida quieres añadir a tu rutina en este nuevo año?, ¿que actividades que aumentan tu bienestar y te hacen sentir bien quieres hacer más?

Objetivos de aprendizaje: ¿Que te gustaría aprender en 2017?, ¿te vas a apuntar a alguna formación sobre esto?

Objetivos de crecimiento personal y ocio: ¿a que nuevos sitios te gustaría viajar en el próximo año?, ¿que libros quieres leer?

Una vez contestadas estas y otras preguntas que te surjan, debes pensar en tu proyecto vital para este año. Se trata de elegir un sólo proyecto, pero que para ti, sea el más importante a conseguir en este año: puede ser cualquier cosa, desde superar un problema de salud, a cambiar de casa, a hacer un curso, o cambiar de trabajo… escríbelo, y a continuación, escribe los pasos que vas a tomar para conseguirlo. Desmenuza el proyecto en pequeños pasos. Elige un proyecto específico y concreto, medible, accesible (el ponerse objetivos inalcanzables crea frustración y hace que nos rindamos con facilidad), que suponga un reto para ti (que sea emocionante conseguirlo), y márcate un tiempo límite de consecución (método SMART).

Por ejemplo, si tu Proyecto para el 2017 es cambiar de trabajo, los pasos a seguir podrían ser:

Paso 1: escribir un currículum atractivo  (buscar en internet cómo hacer currículums que “vendan”)

Paso 2: subirlo a todas las webs/apps de empleo

Paso 3: enviarlo a empresas de headhunters

Paso 4: comentarlo y compartirlo con mis amistades y conocidos

Paso 5: Hacer un listado de empresas en las que me gustaría trabajar y escribirles personalmente

Paso 6……..

Desmenuza el gran proyecto en pequeños pasos que sean factibles, y ponte timings para ir cumpliendo cada paso.

Escribe tu gran proyecto en un papel y tenlo visible. Si para ti es lo más importante, no dejes que la rutina, el día a día y las obligaciones, te hagan olvidarte de el.

Cada día es como una vida en miniatura. Planifica y llena tus días de cosas que te nutran y te hagan crecer y tendrás un año pleno de aprendizaje y de éxitos personales.

¿Sigues algún tipo de planificación a principios de año?, ¿tienes algún truco que te ayude a conseguir tus objetivos y que quieras compartir?, si es así te leo en los comentarios…

¡Te deseo un feliz año 2017!